Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Rusia es el verdadero objetivo de la dura decisión de Trump sobre Venezuela

Evan Vucci/AP

Mientras Washington se obsesiona con los medios de comunicación y el Partido Demócrata, la narrativa de la colusión / disputa entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el presidente de Rusia Vladimir Putin se están desarrollando esta semana en la lejana Venezuela.

En lugar de las bromas ilícitas de los críticos de Trump, los dos líderes están comprometidos en un duelo marcado por la confrontación y la violencia que tendrá repercusiones en el hemisferio durante las próximas décadas.

Putin puede que finalmente haya exagerado su mano. Después de una década de fuerza creciente y provocaciones más descaradas durante los años de apaciguamiento y debilidad de Obama, el Kremlin probablemente se ha excedido en Venezuela. La imagen de Putin, y la de Rusia, pronto podría recibir un golpe devastador.

El gobierno de Trump se ha esforzado por estar dispuesto y ser capaz de emplear todo el peso del poder estadounidense, económico, moral y militar, contra sus adversarios para reclamar la influencia estadounidense en el mundo. Resulta dolorosamente obvio que Trump, el Asesor de Seguridad Nacional John R. Bolton y el Secretario de Estado Mike Pompeo pretenden eliminar el régimen del dictador socialista Nicolas Maduro del control de la nación rica en petróleo. Independientemente de los resultados a corto plazo del levantamiento de esta semana, es solo una cuestión de tiempo antes de que Maduro se vaya de Venezuela.

Rusia ha trasladado a cientos de “asesores” (léase: mercenarios del infame Grupo Wagner dirigido por el cercano confidente de Putin, Yevgeny Prigozhin) a Venezuela para apoyar a Maduro y sus matones. Cuba está haciendo lo mismo, e incluso China está echando una mano al régimen.

Vía Washington Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More