Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Trump ejerce la “máxima presión” sobre el régimen de Maduro y sus cómplices

AFP

El pueblo venezolano sigue sufriendo bajo el dictador socialista Nicolás Maduro, que es sostenido por sus patrones en Cuba, Rusia y China. Así que es una buena noticia esta semana que la Administración Trump haya endurecido las sanciones contra el régimen y sus cómplices.

La orden ejecutiva congela los activos venezolanos en Estados Unidos y prohíbe las transacciones, que afectan directa o indirectamente al sistema financiero de Estados Unidos, con individuos o entidades del gobierno venezolano. El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, dijo el martes en la Conferencia Internacional para la Democracia en Venezuela que “estamos dando este paso para negarle a Maduro el acceso al sistema financiero mundial, y para aislarlo aún más a nivel internacional. Además, estamos enviando una señal a terceros que quieren hacer negocios con el régimen de Maduro: proceder con extrema cautela”.

El régimen ya ha sido presionado por una prohibición de los envíos de petróleo venezolano a los EE.UU. Las nuevas medidas tienen como objetivo intentar cortar las cuerdas de salvamento desde Cuba, Rusia y China. A las personas sancionadas se les negará la entrada a los EE.UU.

La Administración Trump tiene la moral y la política regional de su lado. Como dijo el Sr. Bolton el martes desde Lima, Perú, los pueblos libres del hemisferio no pueden ignorar la crisis humanitaria creada y mantenida por Caracas.

Maduro utiliza escuadrones de la muerte, entrenados y equipados por Cuba, para secuestrar, encarcelar, torturar y matar”, dijo Bolton. Las familias “escarban en los cubos de basura en busca de cualquier cosa para alimentarse a sí mismas y a sus hijos”, mientras que las “entregas de medicamentos” internacionales son rechazadas.

Dejar constancia de ello ante los países que se han comprometido a defender la democracia constituye un hito importante. La mayoría de los más de cuatro millones de refugiados venezolanos que han huido de la otrora rica nación petrolera han aterrizado en países vecinos que carecen de los recursos para absorberlos fácilmente. Sin un cambio de régimen en Caracas, la oleada de refugiados podría duplicarse este año.

Bolton también destacó el apoyo de Estados Unidos al presidente interino venezolano elegido democráticamente, Juan Guaidó. “Buscamos la transferencia pacífica de poder, pero como el presidente Trump ha dicho desde el principio: Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo Bolton.

Eso no tiene que significar la guerra. Una exención para operar en Venezuela hasta octubre, otorgada a Chevron, Halliburton y otras compañías estadounidenses a fines de julio, no puede ser renovada. Eso “nos dará la oportunidad de dar otro golpe en 80 días”, nos dijo el martes un alto funcionario de la administración.

Cuba está desesperada por mantener el control de Venezuela porque necesita el petróleo de Maduro para mantener su economía a flote. Pero las medidas de Estados Unidos para negar el acceso de los barcos a los puertos de Estados Unidos si transportan petróleo desde Venezuela a Cuba han reducido el número de buques de carga disponibles listos para hacer el trabajo. Los envíos a Cuba se han reducido a más de la mitad, lo que significa que Cuba no está obteniendo el mismo rendimiento de su inversión en la policía secreta y en las fuerzas del orden que ha enviado a Venezuela.

Cuba tratará de persuadir a Maduro de que puede esperar a que termine la Presidencia de Trump, a pesar de la disminución de los ingresos petroleros, la hiperinflación y el creciente descontento en el ejército. Pero en algún momento Maduro tendrá que elegir entre salvarse o arriesgar su vida por la elite cubana que financia.

Vía WSJ

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More