Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Turquía lanza ofensiva contra la milicia kurda respaldada por Estados Unidos en Siria

Turquía lanzó el sábado una nueva operación aérea y terrestre para expulsar a la milicia kurda de un enclave sirio del norte, desafiando las advertencias estadounidenses de que la acción podría desestabilizar el área.

Turquía envió en los últimos días decenas de vehículos militares a la zona fronteriza y preparó a los rebeldes sirios pro-Ankara para la operación contra las milicias de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) que Turquía considera una organización terrorista.

El presidente Recep Tayyip Erdogan había prometido en repetidas ocasiones que Turquía eliminaría los “nidos de terror” en Siria, a pesar de las advertencias de que la operación podría ser militarmente difícil y complicar las relaciones con Washington y Moscú.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla con los partidarios de su partido gobernante Justicia y Desarrollo en un mitin en Yozgat, Turquía, el 14 de enero de 2018. (Pool Photo via AP)
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla con los partidarios de su partido gobernante Justicia y Desarrollo en un mitin en Yozgat, Turquía, el 14 de enero de 2018. (Pool Photo via AP)

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, cuya opinión se considera crucial para determinar hasta dónde va la operación, dijo que había recibido las noticias de la campaña con preocupación e instó a la moderación.

Copiando la nueva operación de campaña “Olive Branch”, el ejército turco dijo que había comenzado a las 1400 GMT y que estaba dirigida contra YPG y también contra yihadistas del Estado Islámico (IS).

El ejército dijo que la operación respetaría la integridad territorial de Siria y que estaba justificada por los derechos de Turquía en virtud del derecho internacional.

Enormes columnas de humo

Un corresponsal de la AFP en el lado turco de la frontera vio dos aviones de guerra lanzar ataques aéreos dentro del territorio sirio, enviando enormes columnas de humo blanco al cielo de la tarde.

El primer ministro Binali Yildirim confirmó los ataques aéreos.

Las columnas de humo en el lado sirio de la frontera en Hassa, cerca de Hatay, en el sur de Turquía, el 20 de enero de 2018, mientras los aviones de combate turcos chocan contra las posiciones de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). (AFP PHOTO / BULENT KILIC)
Las columnas de humo en el lado sirio de la frontera en Hassa, cerca de Hatay, en el sur de Turquía, el 20 de enero de 2018, mientras los aviones de combate turcos chocan contra las posiciones de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). (AFP PHOTO / BULENT KILIC)

Las unidades de los rebeldes pro-Ankara conocidos por Turquía como el Ejército Sirio Libre (FSA) también comenzaron a mudarse al área de Afrin en Siria, controlada por el YPG, dijo la agencia de noticias estatal Anadolu.

El ejército turco en los últimos dos días ha bombardeado los campamentos y refugios utilizados por YPG y Erdogan dijo el sábado que Turquía había “lanzado de facto” la operación.

Erdogan dijo que después de Afrin, las fuerzas también buscarían expulsar al YPG de Manbij, una ciudad al este que también posee la milicia kurda.

Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía dijo tras el anuncio de los ataques aéreos que el ministro de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu sostuvo conversaciones con su homólogo estadounidense Rex Tillerson, a pedido de Washington.

Turquía acusa al YPG de ser el vástago sirio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha llevado a cabo una rebelión en el sudeste turco durante más de tres décadas y es considerado como un grupo terrorista por Ankara y sus aliados occidentales.

Pero YPG ha sido el aliado clave del otro miembro de la OTAN de Turquía, Estados Unidos, en la lucha contra los jihadistas de IS, desempeñando un papel clave en expulsar a los extremistas de sus bastiones sirios.

Una fotografía tomada el 20 de enero de 2018, desde la aldea de Qilah en la provincia de Idlib, muestra a combatientes rebeldes sirios de pie cerca del enclave kurdo de Afrin. (AFP PHOTO / OMAR HAJ KADOUR)
Una fotografía tomada el 20 de enero de 2018, desde la aldea de Qilah en la provincia de Idlib, muestra a combatientes rebeldes sirios de pie cerca del enclave kurdo de Afrin. (AFP PHOTO / OMAR HAJ KADOUR)

Pero aún no estaba claro qué forma tomará una operación terrestre turca, dados los considerables riesgos políticos y militares.

Advertencia de Damasco

Turquía, de agosto de 2016 a marzo de 2017, ingresó a Siria en su operación de más de un semestre, Escudo del Eufrates, en un área al este de Afrin contra YPG e IS.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Siria, Faisal Mekdad, advirtió el jueves que la fuerza aérea siria podría destruir cualquier avión de guerra turco utilizado en la nueva ofensiva.

Los analistas dicen que crucial para cualquier gran operación terrestre será la aprobación de Moscú, que tiene una presencia militar en el área y una relación cordial con YPG.

Una fotografía tomada el 20 de enero de 2018, desde la aldea siria de Atme, en la provincia de Idlib, en el noroeste del país, muestra vehículos militares turcos que circulan por una base militar en el lado turco de la frontera con Siria. (AFP PHOTO / OMAR HAJ KADOUR)
Una fotografía tomada el 20 de enero de 2018, desde la aldea siria de Atme, en la provincia de Idlib, en el noroeste del país, muestra vehículos militares turcos que circulan por una base militar en el lado turco de la frontera con Siria. (AFP PHOTO / OMAR HAJ KADOUR)

En sus primeros comentarios desde el lanzamiento de los ataques aéreos, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso dijo: “Moscú está preocupada por esta noticia. Instamos a las partes contrarias a mostrar moderación”.

En una agenda extraordinaria, el jefe del ejército de Turquía, el general Hulusi Akar, y el jefe de espionaje Hakan Fidan estuvieron en Moscú el jueves para conversar sobre Siria.

“Una completa ofensiva aérea y terrestre turca no tendrá lugar sin la aprobación de Moscú”, dijo Anthony Skinner, director de MENA en la consultora de riesgo global Verisk Maplecroft, y agregó que una campaña turca completa “no es inevitable”.

No servirá a la estabilidad regional

Las amenazas turcas de una intervención también han llamado la atención en Washington, que respaldó al YPG al desalojar al Estado Islámico y tomar el control de la franja del norte de Siria hasta la frontera con Irak.

El enclave de Afrin en manos de YPG marca la extensión más occidental de su control y Turquía quiere asegurarse de que se mantenga bien al este del río Eufrates.

“No creemos que una operación militar … sirva a la causa de la estabilidad regional, la estabilidad siria o, de hecho, las preocupaciones turcas sobre la seguridad de su frontera”, dijo el viernes un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Pero Erdogan acusó a Estados Unidos de no cumplir sus promesas pasadas de que el YPG se retiraría de Manbij.

“Entonces nadie puede objetar si hacemos lo que es necesario”, dijo Erdogan, amenazando con llevar a cabo las operaciones hasta la frontera iraquí.

Erdogan reaccionó con furia esta semana al anuncio de planes para crear una fuerza de seguridad fronteriza de 30,000 personas respaldada por Estados Unidos en el norte de Siria compuesta en parte por combatientes YPG, describiéndolo como un “ejército terrorista”.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo luego que “toda la situación ha sido malinterpretada, mal descrita” y admitió que “les debemos (a Turquía) una explicación”.

“No nos importa lo que digan”, replicó Erdogan. “Aprenderán lo equivocado que es confiar en una organización terrorista”.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More