Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Empresario iraní fue torturado por el IRGC tras ser acusado falsamente de ser un espía israelí

BBC

Un ex empresario iraní dijo que fue torturado por las autoridades iraníes para que confesara falsamente que era un espía israelí y que mató a científicos nucleares iraníes, según la BBC.

Mazyar Ebrahimi ahora vive en Alemania.

En 2012, Ebrahimi y otras 12 personas aparecieron en la televisión estatal iraní para confesar los múltiples cargos conllevaban la pena de muerte. Los 13 miraron a la cámara y todos dijeron que habían sido entrenados en Israel antes de regresar a Irán y asesinar a científicos nucleares iraníes.

A la gente se le dio un guión para leer escrito por el Ministerio de Inteligencia iraní. El ministerio también publicó su propia declaración diciendo que desmantelaron una red de espionaje creada por la entidad sionista.

Jiyar Gol de la BBC se sentó con Ebrahimi para escuchar su historia.

Los interrogadores golpeaban las plantas de mis pies descalzos con un grueso cable eléctrico”, dijo Ebrahimi. “Me rompieron el pie. La paliza continuó durante siete meses”.

Dijo que finalmente accedió a “confesar” después de haber sido torturado las 24 horas del día durante 40 días.

Antes de ser arrestado, Mazyar Ebrahimi era dueño de una compañía que instaló estudios de televisión, y cree que uno de sus competidores lo acusó falsamente de espiar.

Cuatro científicos nucleares iraníes fueron asesinados entre 2010-2012 y el gobierno quería encontrar a los culpables del crimen. Más de 100 personas fueron acusadas de ser espías extranjeros.

Ebrahimi dijo a la BBC que estaba dispuesto a admitir cualquier cosa porque quería morir.

Sus interrogadores le pidieron que admitiera estar detrás de una explosión que destruyó una fábrica de misiles dirigida por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), matando a múltiples expertos en misiles.

Un oficial de inteligencia del IRGC comenzó a interrogar a Ebrahimi y se dio cuenta de que había múltiples discrepancias entre su testimonio y el hecho real.

El Ministerio de Inteligencia pidió disculpas a Ebrahimi, pero permaneció en prisión hasta 2015. Tras su liberación, Ebrahimi presentó una denuncia contra los periódicos, la televisión estatal iraní y el Ministerio de Inteligencia, pero la retiró.

Ahora vive en Alemania, donde solicitó asilo hace seis meses.

Vía Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More