Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Municiones fabricadas en Irán son utilizadas para asesinar manifestantes en Irak

Las municiones de fabricación iraní se están utilizando para matar a los manifestantes en Irak, según muestra una nueva investigación. Con más de 300 manifestantes muertos y una huelga masiva en Bagdad, así como los enfrentamientos en Basora, las protestas de Irak siguen su curso. El gobierno de Irak parece estar desaparecido en acción ya que su primer ministro Adel Abdul-Mahdi no ha podido contener las protestas y los rumores dicen que las milicias apoyadas por Irán han estado asesinando a los manifestantes por la noche con fuego vivo.

Durante las últimas noches los manifestantes han luchado con las fuerzas de seguridad por el control de varios puentes en Bagdad sobre el río Tigris. Los puentes conducen a la Zona Verde y el gobierno ha levantado barricadas para mantener a la gente alejada. Por la noche, las fuerzas de seguridad, que según los manifestantes son sustituidas por milicias apoyadas por Irán, han matado a los manifestantes. Durante el día las cosas están más tranquilas. En la plaza de Tahrir han persistido las protestas masivas, con decenas de miles o hasta cientos de miles de personas participando en todo Bagdad y el sur de Irak.

El gobierno de Irak, apoyado por el comandante iraní del IRGC, Qasem Soleimani, ha apagado Internet para detener la coordinación de los manifestantes. Algunos dicen que esto es también para evitar que los videos de los asesinatos se difundan. Pero muchos señalan que los rumores de una “masacre” en Karbala la semana pasada y en Basora en los últimos días, no están justificados por los hechos sobre el terreno. Es difícil verificar los detalles clave, porque los funcionarios de los hospitales no dan a conocer las cifras de víctimas.

Cientos de edificios han sido atacados por los manifestantes, incluidos muchos partidos vinculados al Irán, como la Alianza de Fatah y su Organización Badr, así como grupos de milicias vinculados a las Fuerzas de Movilización Popular. Esto incluye las oficinas de Asaib Ahl al-Haq y otros. El consulado iraní en Karbala ha sido atacado en cuatro ocasiones desde que comenzaron las protestas a principios de octubre.

Se acusa a Irán de apoyar la represión y de aconsejar al gobierno que aplaste las protestas. Amnistía Internacional ha investigado el uso de una nueva variante de la bombona de gas lacrimógeno por parte de las fuerzas de seguridad y ha demostrado que se utiliza para matar “en lugar de dispersar a las multitudes”.

Esto debe terminar inmediatamente, dice Amnistía. Human Rights Watch (HRW) también se ha sumado a las advertencias sobre el uso de fuerza letal por parte de Irak. Belkis Wille de HRW tweeteó el viernes que las fuerzas iraquíes han matado a más de 100 manifestantes. “El gobierno debe investigar todas y cada una de las muertes de las fuerzas de seguridad”. Las fuerzas de seguridad iraquíes han apuntado con los botes de gas lacrimógeno a las cabezas de los manifestantes.

Conor Fortune, de Amnistía Internacional, tuiteó el viernes sobre el uso de los recipientes. “Por qué las granadas de grado militar de Irán y Serbia causan heridas horribles y muerte en Irak”. La investigación de Amnistía muestra que las granadas o botes han sido rastreados hasta Irán y Serbia. “Ahora hay que sacarlos de uso”. Causan heridas horribles, escribe. Parece que pesan hasta diez veces más de lo normal en latas de gas lacrimógeno.

Aunque los grupos de derechos humanos han documentado e investigado el uso de estas armas, aún quedan muchas preguntas sobre quién ordenó su uso y quién dirige los ataques contra los manifestantes. El gobierno no ha enviado al ejército a despejar las calles y masacrar a la gente. En cambio, muchas fuerzas de seguridad permanecen en sus cuarteles o incluso se reúnen con los manifestantes.

Al parecer, los miembros de la UGP y otras unidades que no tienen insignias se utilizan por la noche para intimidar y matar. Pero estas unidades no tienen la mano de obra ni el apoyo para destruir totalmente las protestas. En cambio, se dirigen a ciertas áreas. Han renunciado a limpiar la plaza Tahrir en Bagdad. En los últimos días el gobierno se ha quejado de que los manifestantes están bloqueando las carreteras y que el petróleo no puede fluir de Basora al puerto de Umm Qasr.

El 5 de noviembre, los manifestantes confiscaron vehículos blindados de la 36ª brigada blindada del ejército iraquí. En respuesta, las fuerzas gubernamentales intentaron reabrir el puerto, lo cual lograron hacer brevemente el 7 de noviembre. Entre 10 y 17 personas pueden haber muerto en estos enfrentamientos entre Basora y el puerto. Las tribus locales han apoyado a los manifestantes.

El Gran Ayatolá Ali Sistani ha pedido al gobierno que escuche a los manifestantes. Muqtada al-Sadr, un líder populista y clérigo chiíta también parece apoyar las protestas, pero ha desaparecido recientemente tras una serie de visitas a Irán, y parece renunciar a su autoridad para presionar por el cambio. El Primer Ministro parecía dispuesto a dimitir, pero ahora está vacilando. El presidente de Irak voló a la región del Kurdistán para consultar con la región autónoma. La región del Kurdistán teme más inestabilidad y ha estado trabajando con Abdul Mahdi en cuestiones presupuestarias.

Vía Jerusalem Post

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More