Pompeo: complot de Irán en París deja al descubierto sus intenciones terroristas

Por: Michael Wilner

Teherán ha “incrementado” los planes terroristas, afirma el periódico del Departamento de Estado.

AP Photo / J. Scott Applewhite

WASHINGTON – Un complot de los funcionarios iraníes para bombardear un mitin disidente en el corazón de París “deja al descubierto el continuo apoyo de Irán al terrorismo en toda Europa” y justifica la amplia reimposición de sanciones aplicadas por la administración Trump, dijo el secretario de Estado de EE.UU, Mike Pompeo el miércoles.

El secretario elogió la decisión de Alemania un día antes de extraditar a Asadollah Assadi, un diplomático iraní acreditado en Austria, a Bélgica, donde los funcionarios tramaron un plan para disparar explosivos en un mitin del 30 de junio en el Consejo Nacional de Resistencia de Irán, con sede en París.

La escala de este complot, que involucró el arresto de numerosos sospechosos en toda Europa, incluso en Bélgica, Francia y Alemania, nos recuerda que Irán sigue siendo el principal patrocinador estatal del terrorismo“, dijo Pompeo. “Apoyamos a nuestros aliados europeos en exponer y contrarrestar la amenaza que representa el terrorismo respaldado por Irán en todo el mundo”.

La semana pasada, Francia incautó activos pertenecientes a los servicios de inteligencia de Irán y dos ciudadanos iraníes en respuesta a la trama. “Un incidente de tal gravedad en nuestro territorio nacional no puede quedar impune“, dijo una declaración conjunta de sus ministerios de asuntos exteriores, del interior y de economía.

Dos individuos iraníes ya están detenidos en Bélgica, sospechosos de estar involucrados en el complot de la bomba. Fueron atrapados en posesión de material explosivo.

El Departamento de Estado publicó recientemente una guía brillante de 45 páginas sobre las “actividades destructivas” de Irán, destacando su apoyo sostenido al terrorismo en todo el mundo.

“Después de una breve pausa en la década de 1990 y principios de la década de 2000, Irán ha incrementado su participación activa en conspiraciones y ataques terroristas en todo el mundo, con numerosas operaciones terroristas descubiertas o interrumpidas en Europa, América del Norte y del Sur, África y Asia desde 2009″, afirma el informe, publicado durante el impulso de la administración para ejercer presión adicional sobre Teherán durante la Asamblea General de la ONU en Nueva York el mes pasado.

El ritmo de estas actividades indica que Irán sigue comprometido con el uso del terrorismo para lograr sus objetivos y confía en su capacidad para operar en cualquier parte del mundo“, continúa el informe. Como ejemplo, el documento hace referencia a 17 arrestos y registros de funcionarios iraníes vinculados al terrorismo en Bulgaria, Turquía, Bosnia y Herzegovina y Alemania, además de los arrestados en relación con este último complot, desde 2012.

Según los funcionarios del Departamento de Estado, el propósito del documento era organizar el argumento de la administración para la reanudación de las sanciones relacionadas con la energía nuclear. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de un acuerdo nuclear de 2015 con Irán y cinco potencias mundiales en mayo pasado, argumentando que el acuerdo debería haber exigido a Teherán moderar su otro comportamiento maligno, incluidas sus actividades militares en Yemen, Siria, Líbano e Irak.

Los críticos del acuerdo nuclear, incluidos los de Israel, argumentan que el propósito del programa nuclear de Irán era proporcionar disuasión y cubrir sus otras actividades destructivas en todo el mundo. El gobierno espera presentar este argumento a las cinco potencias, Francia, Gran Bretaña, Alemania, China y Rusia, que hasta ahora han permanecido en el acuerdo.

Hasta ahora, sin embargo, estos países se han resistido a respaldar las sanciones de Estados Unidos, afirmando que el trabajo nuclear de Irán debería permanecer separado de sus otras actividades malignas, incluido su apoyo al terrorismo.

Se prevé que el mes próximo se reanuden las sanciones más severas de Washington, incluidas las del sector de petróleo y gas de Irán.

Vía Jerusalem Post
Comentarios