Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Trump advierte a Irán contra el enriquecimiento de uranio, pero evalúa aliviar las sanciones

AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el miércoles a Irán contra el enriquecimiento de uranio, pero dejó abierta la posibilidad de levantar las sanciones para preparar el camino para una reunión con el presidente Hassan Rouhani.

Cuando se le preguntó si aliviaría las devastadoras sanciones para ayudar a organizar una reunión con el líder iraní, Trump dijo: “A ver qué pasa”, advirtiendo que sería “muy, muy peligroso” que Irán aumentara sus reservas de uranio enriquecido.

Trump dijo que a Irán le gustaría hacer un trato porque “tienen enormes dificultades financieras y las sanciones son cada vez más duras”.

No podemos permitir que Irán tenga un arma nuclear, y ellos nunca tendrán un arma nuclear”, dijo.

“Si están pensando en el enriquecimiento, pueden olvidarse de ello. Porque va a ser muy peligroso que se enriquezcan. Muy, muy peligroso, ¿vale?”.

Rouhani ha desestimado la reunión con Trump, insistiendo en que Washington debe levantar las sanciones que ha impuesto a Irán.

Los estadounidenses deben entender que la belicosidad y el belicismo no funcionan a su favor. Ambos… deben ser abandonados”, dijo Rouhani a su gabinete el miércoles anterior.

“El enemigo nos impuso la máxima presión. Nuestra respuesta es resistir y enfrentar esto”, dijo, refiriéndose a las sanciones de Estados Unidos.

Trump ha utilizado las sanciones para aumentar la presión sobre Teherán desde que retiró a Estados Unidos de un acuerdo de 2015 en virtud del cual Irán aceptó frenar su programa nuclear a cambio de un levantamiento de las sanciones.

Pero hablando al día siguiente de despedir a John Bolton, un arquitecto de la estrategia de “presión máxima”, Trump dijo que su administración estaba tratando tanto con Irán como con Corea del Norte “a un nivel muy alto”.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, visita la central nuclear de Bushehr a las afueras de Bushehr, Irán, el 13 de enero de 2015. (Oficina de la Presidencia iraní, Mohammad Berno / AP)
El presidente iraní, Hassan Rouhani, visita la central nuclear de Bushehr a las afueras de Bushehr, Irán, el 13 de enero de 2015. (Oficina de la Presidencia iraní, Mohammad Berno / AP)

Creo que Irán tiene un enorme potencial. Son personas increíbles. No buscamos un cambio de régimen. Esperamos que podamos llegar a un acuerdo. Si no podemos hacer un trato, también está bien”.

Según un informe del miércoles en Bloomberg News, Trump discutió el lunes la posibilidad de suavizar las sanciones para atraer a Rouhani hacia una posible reunión al margen de la Asamblea General de la ONU a finales de este mes. El despido de Bolton se produjo después de que él protestara por la idea, según el informe.

Rouhani dijo a su homólogo francés Emmanuel Macron en una llamada telefónica el miércoles que las conversaciones con Estados Unidos no tendrían “sentido” a menos que se levanten las sanciones.

La Casa Blanca dijo el martes que Trump estaba dispuesto a reunirse con Rouhani sin condiciones previas, al tiempo que mantenía su campaña de “máxima presión” sobre Irán.

Rouhani ha tenido una serie de conversaciones telefónicas con Macron en las últimas semanas.

El líder francés ha encabezado los esfuerzos europeos para salvar el acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias.

El acuerdo, conocido formalmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), ha estado en riesgo de derrumbarse desde que Trump se retiró unilateralmente de él y reimpuso sanciones a Irán.

Tal como lo ven el gobierno, el parlamento y el pueblo iraní, negociar con Estados Unidos carece de sentido mientras se apliquen las sanciones”, dijo Rouhani a Macron, según el sitio web del gobierno.

Si se concluyen los acuerdos con Europa, estamos listos para volver a los compromisos del JCPOA, y una reunión entre Irán y el 5+1 sólo es posible cuando se levanten las sanciones”, añadió.

El acuerdo nuclear se alcanzó en 2015 entre Irán y seis grandes potencias: los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Reino Unido, China, Francia, Rusia y Estados Unidos, además de Alemania.

Doce meses después de la retirada de Estados Unidos, Irán comenzó a dar pasos atrás en el acuerdo.

Desde entonces, ha aumentado sus reservas de uranio enriquecido por encima del umbral de 300 kilogramos del acuerdo y ha aumentado su pureza por encima del límite del 3.67%, además de encender centrifugadoras avanzadas.

A pesar del retroceso, Rouhani dijo la semana pasada que Teherán y las potencias europeas se estaban acercando a un acuerdo sobre la forma de resolver cuestiones clave.

El miércoles, dijo a Macron que las medidas que Irán ha tomado hasta ahora para reducir sus compromisos eran reversibles.

El tercer paso de Irán está bajo la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica y también tiene el potencial de ser revertido”, dijo.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More