Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Zarif insinúa que las demandas de Israel de “cero enriquecimiento” son contraproducentes

AFP

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, sugirió el martes que las demandas de “cero enriquecimiento” de Estados Unidos e Israel tendrían el efecto contrario y alentarían a la República Islámica de Irán a acelerar la producción de uranio.

“El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, y [el primer ministro Benjamin] Netanyahu mataron el Acuerdo de París entre el E3 e Irán en 2005, insistiendo en el enriquecimiento cero”, enroscó Zarif. “¿El resultado? Irán aumentó su enriquecimiento 100 veces para el año 2012”.

Ahora han inducido a Donald Trump a matar al JPOA con el mismo engaño”, escribió, citando el Plan de Acción Global Conjunto, el pacto de 2015 entre Irán y las potencias mundiales, que se ha deshecho desde que la Administración Trump se retiró del acuerdo el año pasado.

“El equipo B no aprendió, PERO EL MUNDO DEBE”, concluyó Zarif, usando un término que acuñó para Netanyahu, el príncipe real saudí y Bolton.

Zarif parece haber significado negociaciones entre Gran Bretaña, Francia y Alemania, conocida como la UE-3, e Irán, que comenzaron en 2003 para impedir que el programa nuclear de Irán produjera armas.

De conformidad con las disposiciones del denominado Acuerdo de París de 2004, Irán reafirmó su compromiso con el plan anterior de suspender el enriquecimiento de uranio y permitir que el Organismo Internacional de Energía Atómica inspeccione sus instalaciones nucleares mientras prosiguen las negociaciones. Por otra parte, los países europeos tendrán que reconocer los derechos nucleares de Irán si no se utilizan para la producción de armas.

Las negociaciones continuaron durante otros dos años, y los Estados Unidos presionaron a los tres países de la UE para que no aceptaran el enriquecimiento de uranio. Decepcionado por las largas negociaciones y la renuencia de los tres países de la UE a permitir cualquier enriquecimiento, Irán comenzó a purificar el uranio de nuevo en 2005, lo que finalmente condujo a las sanciones de la ONU y a las negociaciones que desembocaron en el JCPOA diez años más tarde.

De 2005 a 2006, Bolton fue embajador de Estados Unidos ante la ONU y pidió sanciones contra Irán por su programa nuclear. En ese momento, Netanyahu era el líder de la oposición y advirtió repetidamente de la amenaza de las actividades nucleares de Irán para el mundo, haciendo un llamamiento al entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, para que actuara con decisión en nombre de Estados Unidos.

Netanyahu se opone firmemente al acuerdo nuclear, que ofreció una relajación de las sanciones a cambio de limitar el programa nuclear de Irán como inadecuado y sigue manteniendo esta posición. Tras la retirada de Estados Unidos del tratado en mayo de 2018, Bolton pidió un aumento de la presión sobre Irán para que vuelva a la mesa de negociaciones. Washington quiere acordar condiciones más duras para el JCPOA, así como restricciones al programa de misiles balísticos de Irán.

El domingo, Irán anunció que tiene la intención de aumentar su enriquecimiento de uranio por encima del nivel del 3.67% establecido en el JCPOA, lo que aumenta aún más las tensiones con la comunidad internacional.

La decisión de Irán se produjo un año después de que Trump retirara unilateralmente a Estados Unidos del acuerdo nuclear. Desde entonces, Estados Unidos ha impuesto sanciones para bloquear la venta de crudo iraní en el mercado mundial.

En respuesta, el Irán admitió el 1º de julio que había violado el límite de 300 kilogramos (661 libras) de las reservas de uranio poco enriquecido establecido en el acuerdo.

Los expertos advierten que el mayor enriquecimiento y el aumento de las reservas están reduciendo el horizonte en un año, durante el cual Irán tendrá que tener suficiente material para construir una bomba atómica, lo que Irán niega, pero el acuerdo lo impidió.

El Reino Unido, Francia y Alemania, que también son socios del JCPOA, todavía no han ofrecido a Irán una forma de evitar las sanciones económicas masivas impuestas por Trump, especialmente aquellas dirigidas a sus cruciales ventas de petróleo. Bajo el peso de las sanciones, la economía de Irán está en recesión.

Netanyahu advirtió el domingo que el enriquecimiento es “un paso muy peligroso”.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More