Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Protestas en Irak amenazan con provocar una posible guerra interna chiíta

La renuncia de Adel Abdel-Mahdi como primer ministro de Irak el sábado 30 de noviembre confirmó que los 22 millones de chiítas de Irak (de una población de 39 millones) están siendo desgarrados por una posible guerra interna chiíta. Más de 400 personas murieron en tres meses de protestas y 16.000 resultaron heridas. Al menos 40 murieron el viernes, la mayoría por disparos.

Las protestas contra la corrupción y el fracaso del gobierno que barre el sur chiíta y partes de Bagdad están enfrentando a los opositores de la influencia iraní contra las milicias chiíes leales a Irán, que se someten al general Qassem Soleimani, jefe de Al Quds. Al dimitir, el primer ministro respondió a la demanda del principal clérigo chiíta de Irak, el Gran Ayatolá Alí al-Sistani, quien condenó el uso de la fuerza contra los manifestantes y pidió un nuevo gobierno.

DEBKAfile analiza las causas de la crisis actual.

  • La última guerra entre Irán e Irak se libró hace 40 años cuando Saddam Hussein lideró el gobierno sunita en Irak y los chiítas eran una minoría oprimida.
  • La crisis actual encuentra Bagdad gobernada por políticos chiítas. Dirigen milicias chiítas de un cuarto de millón de oficiales y hombres, que son más poderosos que el ejército nacional de Irak y están armados con armamento más avanzado.
  • Sin embargo, las lealtades divididas de esas milicias son la causa del desarrollo de la guerra interna, ya que, a través de ellas, Teherán da las órdenes al gobierno de Bagdad.
  • El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Khamenei, confió al general Soleimani el “expediente de Irak”. Su tarea es emplear milicias iraquíes para incorporar por la fuerza a Irak en el arco de influencia chiíta de Irán, junto con Siria y Líbano. Pero el jefe de Al Quds perdió el ritmo al estar demasiado concentrado en su tarea como para darse cuenta de la creciente inquietud de una población privada de servicios y empleos adecuados bajo una economía en decadencia y una profunda corrupción. Primero respondió transformando la milicia leal de las Brigadas Badr en un partido político, la Organización Badr, que ocupó su lugar en el parlamento como una de las facciones más grandes.
  • Mientras tanto, los funcionarios del gobierno chiíta de Bagdad, en lugar de desarrollar el país devastado por la guerra y su economía basada en el petróleo, se ocuparon de promover la influencia iraní, al tiempo que acumulaban riqueza y posiciones de fuerza para sí mismos y para sus milicias personales.
  • No se interesaron en la tranquila competencia entre los establecimientos clericales iraquíes e iraníes por el control de los 150 millones de musulmanes chiítas del mundo. La cuestión de cuál es superior entre las fuerzas Quds en Irán y Najaf y Karbala en Irak nunca se ha resuelto. Por ahora, el gran ayatolá iraquí Hossein Ali al-Sistani, de 90 y Moqtada Sadr, de 45 años de edad, tienen la ventaja sobre sus colegas iraníes. Y son ellos los que se oponen más firmemente a la influencia dominante de Irán en Bagdad y a las maquinaciones de su agente, el general Soleimani. Los motivos de esta contienda de poder son, por lo tanto, tanto nacionales como religiosos.
  • Las manifestaciones de protesta comenzaron en octubre bajo el lema “La Intifada Iraquí de 2019”, que las marcaba como un levantamiento contra la huella dominante de Irán en Bagdad, así como sus otras reivindicaciones.
  • El sábado, después de quemar el consulado iraní en Najaf, celebraron la dimisión del primer ministro, pero exigieron que se pusiera fin a la injerencia de Irán en los asuntos internos de Irak.
  • Los manifestantes permanecieron desafiantes en medio de una sangrienta represión. Después del incendio del consulado de Najaf, el general Soleimani cometió el enorme error de ordenar a las milicias chiítas iraquíes dirigidas por oficiales de Al Qods que reprimieran los disturbios callejeros en Najaf y Nasiriya con munición real y gas lacrimógeno. Más de 40 manifestantes fueron asesinados en 24 horas. Se informó que el general iraní planeaba llegar al extremo de desplegar milicias iraquíes leales para tomar el control de Najaf con el fin de silenciar al ayatolá Sistaní.
  • La batalla del movimiento de protesta iraquí contra los pistoleros armados pro-iraníes está descendiendo rápidamente hacia un enfrentamiento que determinará no sólo quién gobierna Bagdad sino el destino de la influencia de Irán en Irak.
Vía DebkaFile

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More