Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Cámara Alta de EE.UU. aprueba Ley de Autorización de la Defensa Nacional

Por Thomas Spoehr, Frederico Bartels | En: The National Interest | Traduce: Noticias de Israel

Flickr / Departamento de Defensa de los Estados Unidos

El proyecto de ley anual de autorización de la defensa por lo general cuenta con un amplio apoyo bipartidista. Ese sigue siendo el caso en el Senado. La Cámara Alta de Estados Unidos aprobó recientemente su versión de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional con 86 votos a favor y 6 en contra.

Pero es una historia diferente en la Cámara. Hace dos semanas, su versión del proyecto de ley dio luz verde a la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes con un voto inusualmente partidista de 33-24, que obtuvo el apoyo de sólo dos republicanos. Y la Cámara aún no ha terminado con el proyecto de ley.

Unas 640 enmiendas están pendientes de consideración en la cámara baja. Si se adoptan incluso algunas de las propuestas más extremas, entonces lo que ya promete ser una negociación polémica en la conferencia se hará más difícil.

Ya existen grandes diferencias entre las versiones de la Cámara de Representantes y del Senado, en todo, desde la modernización nuclear hasta Guantánamo, pasando por la financiación del programa de helicópteros Chinook Block II.

La mayor disparidad que hay que conciliar es la diferencia de 13.400 millones de dólares en el gasto global. El Senado autorizó 746.400 millones de dólares, mientras que la Cámara sólo aporta 733.000 millones de dólares. Mientras que ambos representan aumentos del presupuesto de defensa de 2019, el número más alto es necesario si el Pentágono quiere reconstruir la preparación y prepararse adecuadamente para una competencia de grandes potencias, como se describe en la Estrategia de Defensa Nacional.

La bipartidista Comisión de Estrategia de Defensa Nacional, el ex secretario de Defensa Jim Mattis, el presidente del Joint Chiefs General Joseph Dunford, y otros han advertido que la implementación de la estrategia requerirá aumentos anuales en los gastos de defensa de 3 a 5 por ciento por encima de la inflación. El proyecto de ley del Senado cumpliría esa meta, aumentando el presupuesto de defensa en un 4,2 por ciento. El proyecto de ley de la Cámara de Representantes sólo prevé un crecimiento del 2,4 por ciento.

Las enmiendas pendientes en la Cámara podrían separar aún más a los conferenciantes.

Por ejemplo, múltiples enmiendas parecen tratar de cambiar el enfoque del Pentágono de la defensa de la nación a la defensa del medio ambiente. Se podría aumentar el mandato de energía renovable para las instalaciones de defensa. Otro asignaría a la Fuerza Espacial la tarea de vigilar el cambio climático. Hay más enmiendas en este sentido.

Otras enmiendas le darían al Pentágono menos beneficios. Las disposiciones que requerirían que las fuerzas armadas consideren la diversidad y la participación de los LGBT en sus decisiones de contratación y contratación no están relacionadas con la eficiencia o la eficacia, como tampoco lo están las preferencias de las pequeñas empresas, las disposiciones para comprar en los Estados Unidos y otros mandatos legislativos similares.

Una enmienda particularmente preocupante retrasaría el tan necesario reemplazo de nuestros misiles Minuteman. Ya se ha establecido que será más barato lanzar un sistema nuevo y más capaz que extender la vida útil de la versión más reciente del Minuteman, que se acerca a su quincuagésimo aniversario. Un mayor retraso en su sustitución sólo debilitará la credibilidad de nuestro arsenal nuclear, ya que cada vez es más difícil garantizar que la tecnología antigua funcione cuando más se necesita.

También hay múltiples enmiendas que pretenden poner fin a la actual Autorización para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF), pero que no proporcionan un marco jurídico sustitutivo. Es una medida imprudente, sobre todo teniendo en cuenta que nuestras fuerzas armadas siguen luchando activamente contra el terrorismo en muchos lugares del mundo.

Un aspecto más positivo es que algunas enmiendas ayudarían a cerrar la brecha entre las cámaras, como la que permite el despliegue de ojivas nucleares balísticas de bajo rendimiento o la que exige más información detallada sobre las capacidades militares de Rusia y China. Sin embargo, estas enmiendas son mucho más numerosas que las propuestas que sólo harían más difícil para la Cámara y el Senado encontrar un terreno común.

Todavía hay esperanza de que la Cámara de Representantes no siga el camino de politizar la defensa a través de una NDAA partidista. El liderazgo de la Cámara de Representantes puede demostrar a nuestra nación, a nuestros aliados y a nuestros adversarios que nuestras fuerzas armadas gozan de un fuerte apoyo de ambos lados del pasillo.

Fuente The National Interest

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More