Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Rusia envió 11 cazas en un “ataque simulado” no anunciado a la estación de radar de defensa de misiles de Noruega

Ilustrativo: Cazas rusos Su-30SM del equipo aeroacrobacia Russkiye Vityazi. Crédito: Foto por Sergei Bobylev \ TASS a través de Getty Images

En medio de las crecientes tensiones entre Rusia y Noruega, una formación de 11 cazas “Fencer” con bandera rusa Su-24 realizaron un simulacro de ataque contra una instalación de radar noruega que juega un papel vital en la estrategia de Defensa de Misiles Balísticos Intercontinentales de Estados Unidos el año pasado. Los detalles del incidente no habían sido revelados hasta ahora.

De acuerdo con las recientes revelaciones, la formación de 11 aviones despegó de una base aérea rusa en la península de Kola en febrero de 2018. Los cazas fueron rastreados por radar cuando descendían sobre el Mar de Barents, antes de volverse súbitamente supersónicos y reorientarse hacia una formación de ataque, que se cerró rápidamente con un puesto militar noruego ubicado en la ciudad nororiental de Vardo. Esa instalación, que los oficiales militares rusos conocen, alberga un potente conjunto de radares diseñado específicamente para identificar y rastrear cohetes que podrían ser lanzamientos de armas nucleares ofensivos.

“El perfil de ataque sorpresa adoptado por 11 aviones rusos Su-24 'Fencer' atacó un puesto de avanzada de radar noruego”. Imagen: Servicio de inteligencia noruego
“El perfil de ataque sorpresa adoptado por 11 aviones rusos Su-24 ‘Fencer’ atacó un puesto de avanzada de radar noruego”. Imagen: Servicio de inteligencia noruego

El grupo de cazas cerró con la instalación lo que, a todos los efectos, parecía ser un ataque legítimo, antes de interrumpir su enfoque en el último minuto, según funcionarios noruegos. No hay duda de que el ejército ruso era consciente de que Noruega estaba siguiendo las rutas de vuelo de sus aviones de combate, sugiriendo que este simulacro de ataque estaba destinado a servir como un mensaje claro contra el reciente cambio de Noruega hacia una postura más defensiva. Rusia ha advertido repetidamente a Noruega sobre su reciente enfoque en la preparación militar gracias, en gran parte, a la agresión rusa en toda la región. Los infantes de marina estadounidenses también han comenzado a entrenar en climas fríos en Noruega en los últimos años, un movimiento que tanto Estados Unidos como Noruega afirman no tiene nada que ver con su proximidad a las fronteras rusas.

“Obviamente, los rusos saben que sus aviones de combate están siendo rastreados por el radar cuando operan en esta región y cuando se acercan a las instalaciones de Noruega, bases o áreas de ejercicios navales en formación de ataque”, dijo el analista de defensa noruego Kristian Atland al Barents Observer. “Tal comportamiento no contribuye exactamente a una atmósfera de confianza y previsibilidad a nivel regional”.

El Sukhoi Su-24 de Rusia es un avión de ataque supersónico de ala de barrido variable que ha estado en servicio desde principios de los años setenta. Si bien el caza en sí puede no representar una gran amenaza para un caza de cuarta generación como el F / A-18 Super Hornet de la Marina de los EE. UU. o el F-15 Strike Eagle de la Fuerza Aérea, aún tiene un golpe formidable, diseñado para ser equipado con una amplia gama de armas que incluyen una variedad de misiles y bombas en nueve puntos. Según las autoridades noruegas, tanto los Su-24 como los Mig-31 han jugado un papel en múltiples ataques simulados a instalaciones militares noruegas en los últimos meses.

(WikiMedia Commons)

Estos simulacros de ataque no son las únicas formas en que Rusia ha estado intentando provocar a Noruega. Informes repetidos del norte de Noruega sugieren que se está utilizando equipo militar ruso para bloquear o interrumpir el uso de satélites GPS, una queja también impuesta sobre las fuerzas rusas durante sus simulacros de Zapad en la frontera Este de Europa en 2017.

“Es importante (…) decir claramente que esto es inaceptable”, dijo a los periodistas el teniente general Morten Haga Lunde, del Servicio de Inteligencia de Noruega. “El bloqueo es también una amenaza para, entre otros, el tráfico aéreo civil y las operaciones de policía y salud en tiempos de paz”.

Finlandia también ha acusado a Rusia de utilizar equipos de interferencia de GPS para interferir con su uso del sistema de posicionamiento global, aunque Rusia ha rechazado repetidamente tales acusaciones.

Vía Fighter Sweep

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More