Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Investigadores de la ONU van tras la pista de los criminales de guerra sirios

AFP

Los investigadores internacionales se están acercando cada vez más a encontrar justicia para las víctimas de las atrocidades en los ocho años de guerra en Siria que han matado a cientos de miles de personas, dijo el jefe de un organismo de crímenes de guerra de la ONU.

La ex jueza francesa Catherine Marchi-Uhel dijo a Reuters que su oficina había recibido 15 solicitudes de autoridades judiciales o procesales nacionales para la cooperación en casos relacionados con Siria en cinco países y había acumulado un millón de registros en total.

«Estamos progresando, no tengo dudas, vamos en la dirección correcta», dijo Marchi-Uhel, quien encabeza el Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente establecido en 2016 para investigar y ayudar a procesar los delitos más graves cometidos en Siria.

Durante la guerra, un gran número de personas murieron en ataques aéreos y bombardeos en las calles de las ciudades, la ONU ha documentado repetidos ataques con armas químicas a civiles, e innumerables han sido víctimas de torturas, ejecuciones sumarias y desapariciones.

“Vamos en la dirección de identificar los crímenes más graves, identificar a los perpetradores, no solo a los perpetradores físicos, sino a aquellos que orquestaron, asistieron o aprobaron la comisión de crímenes que son realmente nuestro mandato”, agregó Marchi-Uhel en la entrevista en su oficina de Ginebra.

«¿Da una posibilidad de justicia? Sí».

En un impulso a la búsqueda de justicia, la policía detuvo el mes pasado a dos sirios en Alemania y uno en Francia bajo sospecha de torturar a activistas de la oposición y otros crímenes de lesa humanidad. Fueron los primeros arrestos de este tipo en Europa contra presuntas figuras del temido servicio de seguridad.

Marchi-Uhel, que solía trabajar para el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, se negó a decir con qué países estaba trabajando. Pero dijo que sus 32 empleados habían reunido un millón de documentos, videos y testimonios de testigos, equivalentes a cuatro terabytes, que fueron analizados por investigadores, abogados y «oficiales de descubrimiento electrónico».

Ella se basa en la evidencia reunida por la Comisión de Investigación de la ONU sobre Siria, un cuerpo de expertos independientes encabezados por el brasileño Paulo Pinheiro desde 2011.

«Mi mandato es investigar los crímenes más graves de todos los lados y hacer trabajos preparatorios para que los responsables de esos crímenes se enfrenten a la justicia«, dijo.

“No firmo ninguna acusación. Con el equipo que hemos detenido cuando consideramos que un caso está listo (para un proceso judicial) … Estas cosas llevan mucho tiempo. No es una mala señal, significa que las autoridades están trabajando seriamente”.

Los esfuerzos para procesar a los miembros del gobierno del presidente Bashar al-Assad han fracasado repetidamente, ya que Siria no es signataria del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya. Rusia y China también han vetado los intentos de otorgar a la CPI un mandato para establecer un tribunal especial para Siria.

«La avenida que existe en este momento son las jurisdicciones nacionales», dijo Marchi-Uhel.

Sin embargo, los abogados que representan a 28 refugiados sirios en Jordania esta semana pidieron a la CPI que investigue a Siria, argumentando que el tribunal tiene jurisdicción porque Jordania es un signatario.

Además, nueve sobrevivientes de tortura presentaron una denuncia penal en Suecia el 19 de febrero contra funcionarios sirios, invocando jurisdicción universal, señaló Marchi-Uhel.

Vía Haaretz

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More