La ONU rechazó resolución que condenaba a Hamas y aprobó una contra Israel

Vista general de la Asamblea General de la ONU el 6 de diciembre de 2018. (ONU / Loey Felipe)

El jueves, la Asamblea General de las Naciones Unidas no aprobó una resolución que condenaría a Hamas y que significó una aplastante derrota para Israel y su aliado estadounidense después de semanas de diplomacia.

Si bien el proyecto de resolución respaldado por los EE. UU. obtuvo una cómoda mayoría de votos, no se ha logrado la súper mayoría necesaria de dos tercios.

Ochenta y siete países votaron a favor de la resolución, mientras que 57 se opusieron. Treinta y tres países se abstuvieron y otros 23 se ausentaron.

“Hoy hemos conseguido una pluralidad. Esa pluralidad habría sido una mayoría si la votación no hubiera sido secuestrada por un procedimiento político”, dijo el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, después de la votación.

“Pero con una voz fuerte y valiente, hemos llevado a Hamas ante la justicia. Para los Estados miembros que rechazaron esta resolución, deberían avergonzarse de ustedes mismos”, dijo.

La resolución, titulada “Actividades de Hamas y otros grupos militantes en Gaza”, habría condenado a Hamas “por lanzar repetidamente cohetes contra Israel y por incitar a la violencia, poniendo así en peligro a los civiles”. Habría sido la primera medida de la Asamblea General específicamente para condenar al grupo terrorista, que es el gobernante de facto de la Franja de Gaza.

Miembros de las Brigadas Izzedine al-Qassam, el brazo armado de Hamass, que marcan Al-Quds, Jerusalén, día en el campamento de refugiados de Nusseirat, en el centro de la Franja de Gaza, viernes 23 de junio de 2017. (AP / Adel Hana)
Miembros de las Brigadas Izzedine al-Qassam, el brazo armado de Hamass, que marcan Al-Quds, Jerusalén, día en el campamento de refugiados de Nusseirat, en el centro de la Franja de Gaza, viernes 23 de junio de 2017. (AP / Adel Hana)

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, también celebró la votación de 87 países a favor de la medida, y señaló que era la primera vez que una mayoría tan grande tomaba “una postura de principios contra Hamas”.

En su presentación de la resolución, la Embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, hizo un llamado a los Estados miembros para que dejen de lado su visión de cómo debería ser un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos y simplemente tomen una posición contra el terrorismo.

“Hoy podría ser un día histórico en las Naciones Unidas. O podría ser simplemente un día normal”, dijo.

La Asamblea General ha aprobado más de 700 resoluciones condenando a Israel. Y ni una sola resolución condenando a Hamas. Eso, más que nada, es una condena de las propias Naciones Unidas”, continuó.

La resolución de Haley por primera vez parecía condenada cuando Bolivia y varios Estados árabes pidieron justo antes de la votación que se exigiera una mayoría de dos tercios.

Danon advirtió que los países que votaron en contra obtendrían su merecido cuando tuvieran que lidiar con sus propios problemas de terrorismo, aunque muchos de los países que votaron en contra han sido sacudidos por el islamismo militante durante décadas.

“Espera cuando tengas que lidiar con el terrorismo en tus propios países. Tu silencio ante el mal revela tus verdaderos colores. Nos dice de qué lado estás realmente: un lado que no se preocupa por las vidas de israelíes inocentes y palestinos inocentes que han sido víctimas de los terroristas de Hamas”, dijo.

Entre los que votaron en contra de la medida estaban China y Rusia. La semana pasada, la UE acordó que los 28 países del bloque respaldarían la medida, después de que Estados Unidos acordara realizar cambios en el idioma.

Haley dijo que “no hay nada más antisemita” que negarse a condenar el terrorismo cuando se dirige al Estado Judío.

El embajador de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, habla en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el Medio Oriente el 19 de noviembre de 2018. (ONU / Rick Bajornas)
El embajador de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, habla en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el Medio Oriente el 19 de noviembre de 2018. (ONU / Rick Bajornas)

Haley dijo que las personas “que más han sufrido por Hamas son los palestinos”, instando a los Estados miembros a votar a favor de su resolución también por su bien.

“Por el bien de la paz y por el bien de esta organización, insto respetuosamente a mis colegas a que apoyen esta resolución”.

La resolución habría exigido que “Hamas y otros actores militantes, incluida la Jihad Islámica Palestina, cesen todas las acciones provocativas y las actividades violentas, incluso mediante el uso de dispositivos incendiarios”.

También condenó el uso por parte de Hamás en Gaza de los fondos, “construye infraestructura militar, incluidos túneles para infiltrarse en Israel y equipos para lanzar cohetes a áreas civiles, cuando dichos recursos podrían usarse para abordar las necesidades críticas de la población civil”.

El proyecto de resolución también instó a todas las partes a respetar plenamente el derecho internacional humanitario, “incluso en lo que respecta a la protección de la población civil”.

Alentó “pasos tangibles hacia la reconciliación intra-palestina”, así como “pasos concretos para reunir la Franja de Gaza y Cisjordania bajo la Autoridad Palestina y asegurar su funcionamiento efectivo en la Franja de Gaza”.

La semana pasada, los diplomáticos europeos pidieron, y los estadounidenses aceptaron, insertar una cláusula que establezca que un futuro acuerdo de paz entre israelíes y palestinos que debería estar “de acuerdo con el derecho internacional y teniendo en cuenta las resoluciones pertinentes de la ONU”.

Sin embargo, el documento no hace ninguna mención explícita de una solución de dos Estados, aunque prácticamente todas las resoluciones de la ONU aprobadas recientemente aprobaron el tema.

Después de la votación sobre la resolución anti-Hamas respaldada por Estados Unidos, la Asamblea General votó sobre otro texto que trata del conflicto israelí-palestino.

La breve resolución, propuesta por Irlanda, pedía “el logro, sin demora, de una paz amplia, justa y duradera en el Medio Oriente sobre la base de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas”, incluida la Resolución 2334.

También exigió “el fin de la ocupación israelí” y reafirmó el “apoyo inquebrantable de la asamblea… para la solución de dos Estados, de Israel y Palestina, que viven lado a lado en paz y seguridad dentro de fronteras reconocidas, basadas en las fronteras anteriores a 1967”.

Se aprobó con 156 votos a favor, seis votos en contra y 12 abstenciones.

Danon, hablando nuevamente después de la votación, rechazó el texto como “otra resolución contra Israel”.

Vía The Times of Israel
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More