Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Ex diputado árabe-israelí que contrabandeó celulares a terroristas, fue liberado después de dos años

El ex legislador de la Lista Conjunta (Árabe) Basel Ghattas fue liberado el lunes después de cumplir una sentencia de aproximadamente dos años por infiltrar celulares a terroristas palestinos en una cárcel israelí.

Ghattas fue condenado en abril de 2017 por explotar su posición para contrabandear teléfonos celulares y notas a convictos palestinos por terrorismo en prisiones israelíes.

A Ghattas se le negó la libertad condicional en noviembre cuando una junta de libertad condicional dictaminó que no había expresado un remordimiento adecuado por sus crímenes y que no había hecho esfuerzos para someterse a un proceso de rehabilitación en la cárcel.

Posteriormente hizo un llamamiento para que se le permitiera acceder a un programa de rehabilitación que podría aumentar sus posibilidades de obtener la libertad anticipada en el futuro. Pero luego le dijeron que no era elegible para tal programa, ya que está clasificado como preso de seguridad afiliado al grupo terrorista Frente Popular para la Liberación de Palestina, una asociación que Ghattas ha negado.

Vídeo de una cámara de seguridad que muestra a MK Basel Ghattas, a la derecha, entregando un sobre a un recluso en una prisión israelí. (Captura de pantalla: Canal 10)

Ghattas fue objeto de una investigación penal después de haber sido capturado en un vídeo de vigilancia de la prisión en el que se pasaban sobres a los prisioneros de seguridad palestinos en diciembre de 2016.

La policía dijo que el MK explotó su posición como miembro de la Knesset -que no puede ser sometido a un registro corporal- durante una visita a la prisión de Ketziot en el sur de Israel, donde se reunió con Walid Daka, un preso palestino que cumplía una condena de 37 años por el secuestro y asesinato en 1984 del soldado de las FDI de 19 años Moshe Tamam. Ghattas también se reunió con Basel Ben Sulieman Bezre, que cumple una condena de 15 años por terrorismo.

Daka era miembro del FPLP cuando cometió su ataque.

El Tribunal de Primera Instancia de Be’er Sheba aceptó un acuerdo entre los fiscales del Estado y Ghattas, en el que se imponía una pena de dos años de prisión, así como 18 meses de libertad condicional y una multa de 120.000 NIS (33.000 dólares).

El tribunal también condenó a Ghattas por vileza moral, lo que significa que se le prohibirá servir en la Knesset durante siete años después de cumplir su condena.

Cuando comenzó su condena en julio de 2017, Ghattas dejó claro que no se arrepentía de su ofensa.

“Entro a la cárcel con la cabeza bien alta”, les dijo a sus partidarios antes de entrar a la prisión. “Actué por razones humanitarias en nombre de los prisioneros… Seguiré luchando por los derechos de los prisioneros”.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More