Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Israel recibe a 25 delegaciones militares extranjeras para compartir conocimientos de combate

Las Fuerzas de Defensa de Israel se preparan para acoger esta semana a unas 25 delegaciones militares extranjeras en una conferencia, la primera de su clase, dedicada a compartir conocimientos sobre el mundo de las simulaciones por ordenador de combate.

La conferencia, programada del 12 al 14 de noviembre en Tel Aviv, contará con la presencia del Profesor Col. (Res.) Gabi Siboni, Metodólogo Jefe del Laboratorio de Conceptos de la División de Operaciones de las Fuerzas de Defensa de Israel, quien hablará sobre cómo el ejército israelí ha llegado a utilizar las cada vez más poderosas simulaciones como una herramienta clave para la planificación militar.

Las simulaciones de batalla ayudan a los comandantes y planificadores a tomar decisiones tales como preparar las fuerzas contra el enemigo y cómo aumentar las fuerzas en los años venideros. También ayudan a los militares a considerar las decisiones sobre qué sistemas y plataformas de armas adquirir y dónde desplegar de forma óptima contra las fuerzas enemigas.

“Creemos que se trata de una cuestión central, y queremos construir una comunidad internacional de conocimiento en torno a ella”, dijo Siboni.

Subrayó que las simulaciones no son una herramienta de predicción, ya que es imposible saber de antemano cómo resultarán realmente las batallas reales. Pero al realizar simulaciones del mismo escenario y cambiar uno de los factores, una táctica conocida como simulación comparativa, es posible tomar decisiones de planificación mejor informadas a bajo costo, explicó.

Las batallas que involucran a decenas de miles o incluso cientos de miles de soldados son simuladas en un período de 24 a 48 horas repetidamente antes de que el Laboratorio de Conceptos cambie uno de los factores y vuelva a ejecutar la simulación.

Al final de las batallas simuladas, los comandantes reciben cifras sobre la ubicación de las fuerzas amigas y hostiles; el grado de agotamiento y erosión de las mismas; las bajas de ambos bandos; y otras cifras clave. Esto permite a los militares evaluar el valor estratégico de factores como dónde y cómo desplegar fuerzas, y los efectos de una variedad de armas, desde cazas hasta misiles y armas de artillería.

Las simulaciones tienen en cuenta los datos de campo sobre las arenas de combate en tierra, mar y aire. Permiten a los comandantes examinar varias combinaciones de fuerzas (es decir, diferentes combinaciones de infantería y fuerzas blindadas) y el impacto que podrían tener en los resultados potenciales de las batallas, dijo Siboni.

“Es como una mesa de arena electrónica. Puedes ir a los comandantes y decirles: ‘Miren lo que pasó aquí’. No significa que esto sea lo que va a pasar en la batalla. Pero podría haber sucedido”, explicó. “Así que les decimos a los comandantes que lo tengan en cuenta cuando organicen sus respuestas. Es una herramienta muy fuerte para apoyar a los comandantes en la activación de fuerzas y para integrar nuevos medios militares”, dijo.

“Nuestras limitaciones están en lo que no se puede medir”

El Laboratorio de Conceptos, fundado en 2006, toma datos militares clasificados para construir una imagen que incluye el orden de batalla de cada bando, los planes operativos y las doctrinas de combate del enemigo. La inteligencia también desempeña un papel central en la configuración de este panorama.

Siboni también destacó las limitaciones del sistema. “No podemos simular con precisión el espíritu de batalla de las fuerzas o la calidad de los comandantes. No podemos saber de antemano si el comandante es golpeado por el miedo, y si atacará o no al enemigo. La mente del comandante y su sentido común deben seguir siendo la herramienta principal”, afirmó.

En cambio, las simulaciones comparativas proporcionan un apoyo previo a la batalla de los responsables de la toma de decisiones. Siboni describió cómo, antes de la guerra civil siria, el Laboratorio de Conceptos simuló una batalla defensiva contra las fuerzas militares sirias en los Altos del Golán.

Las simulaciones probaron diferentes combinaciones de unidades de infantería y blindadas israelíes para ver cómo esto podría cambiar el resultado.

“Por poco dinero, uno puede ver lo que costaría miles de millones en la vida real”, dijo. “Nuestras limitaciones están en lo que no se puede medir, como la calidad del comandante. Te daré un ejemplo. Si el club de baloncesto Maccabi Tel Aviv juega una serie de partidos y los pierde, reemplaza al entrenador y empieza a ganar, ¿cómo se puede simular esto? Son los mismos jugadores. Estos son los factores blandos que no pueden ser simulados. En el mundo militar, es la calidad del comandante y el espíritu de lucha. Nos aseguramos de no intentar simular estas cosas”.

Siboni advirtió que “el gran peligro de la profesión militar es dejar de depender de la profesionalidad de los comandantes. No veo cómo, en un futuro previsible, será posible pronosticar si alguien tiene miedo de asaltar la posición del enemigo. Cuando tienes un robot, se puede predecir”.

Señaló el sistema de predicción en el que más ha invertido la humanidad hasta la fecha, el pronóstico del tiempo, para subrayar su argumento.

“Enormes sumas fueron invertidas en esto. Conocen todas las figuras de la Tierra, su rotación y reciben señales de satélite”, señaló. “¿Alguien sabe si lloverá en Tel Aviv el mes que viene? No lo hacen, y esto es sin gente, sólo física. Así que cualquiera que espere predecir el campo de batalla tirará el dinero por el desagüe”.

Vía JNS

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More