Hijo de Adolf Eichmann vive cerca de donde Mossad capturó al cerebro nazi – informe

(dominio público)

Dos de los cuatro hijos del líder nazi Adolf Eichmann murieron y un tercero vive en Argentina, a pocas calles de donde su padre fue secuestrado en 1960 por agentes del Mossad y llevado a juicio en Israel, según un informe del Reino Unido publicado el viernes.

Los tres hijos mayores de Eichmann, quienes, a diferencia de su hermano menor Ricardo, un arqueólogo que vive en Alemania, nunca denunciaron a su padre, no habían sido vistos desde mediados de la década de 1960 cuando atacaron a judíos luego de la ejecución de Adolf Eichmann.

Pero Carmen Bretin Lindemann, la amante de uno de los hermanos, Horst, reveló su paradero y destino al Daily Mail, informó el periódico británico.

Según la investigación de Mail, el tercer hijo de Adolf, Dieter, de 76 años, está vivo y se hospeda en un apartamento seguro en Buenos Aires con su esposa, Martha Valinotti. Los dos fueron  capturados recientemente  en una fotografía mirando por su ventana.

Anteriormente, trabajó como capataz de la construcción y durante muchos años vivió seis meses en Alemania y seis meses en Argentina. Todavía apoya la ideología nazi de su padre, según el informe.

Se dice que el hijo mayor de Adolf, Klaus Eichmann, se mudó de Argentina a Alemania en la década de 1960, abandonando a su primera esposa, con quien tuvo dos hijos, y tuvo tres hijos más con otra mujer. Murió allí en 2015 después de una batalla con la enfermedad de Alzheimer a los 79 años.

El segundo hijo mayor, Horst, nunca abandonó la Argentina y cambió varios trabajos a lo largo de los años, el último fue el retiro de muebles. Él también dejó a su esposa, Elvira Pummer, pero nunca se divorció de ella porque es católica. Comenzó a salir con Bretin Lindemann, ahora de 61 años, en la década de 1970, y los dos permanecieron juntos hasta la muerte de Horst en diciembre de 2015 por cáncer de intestino en Buenos Aires, de 75 años.

Tanto Klaus como Horst apoyaron la ideología y las acciones de su padre hasta su último día.

Carmen Bretin Lindemann (captura de pantalla de TN.com)
Carmen Bretin Lindemann (captura de pantalla de TN.com)

Su hermano menor, Ricardo Eichmann, de 62 años, es el único que ha condenado abiertamente a su padre y ha justificado la sentencia de muerte que le impuso un tribunal israelí.

Adolf Eichmann fue el principal arquitecto de la Solución Final, el plan nazi de exterminar a los judíos que causó más de seis millones de muertes. Escapó de un campo de prisioneros de guerra después de la Segunda Guerra Mundial y en 1950  huyó a Argentina, donde vivió hasta que fue secuestrado por agentes del Mossad en Buenos Aires en mayo de 1960 y trasladado clandestinamente a Israel.

La capacidad de los servicios de seguridad para llevarlo ante la justicia fue una fuente de orgullo para el Estado Judío en ciernes. Su juicio y ejecución cautivaron a la nación y la enfrentaron con los horrores del Holocausto.

Adolf Eichmann fue condenado a muerte y ahorcado el 1 de junio de 1962. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas esparcidas en el mar.

Netflix ha estado transmitiendo una película sobre la captura y el juicio de Eichmann, llamada “Operación Final”. Ben Kingsley, quien interpreta a Adolf Eichmann en la producción, dijo que quería “clavarlo en las puertas de Auschwitz”, pero la película ha sido criticada por algunos por su simpática representación del cerebro del Holocausto.

Vía The Times of Israel
Comentarios