Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Estados Unidos envía delegación militar para explorar la zona segura en Siria

Por: Jack Detsch

AP

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió una delegación militar para coordinar con Turquía la creación de una zona segura en Siria, a pesar del enorme desacuerdo del Pentágono sobre el tamaño y la extensión del área que separa Ankara de las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos.

La composición del grupo no está clara, aunque la declaración del Ministerio de Defensa turco dice que una delegación de seis estadounidenses llegó hoy al sudeste de Turquía para negociar el establecimiento de la zona.

“El trabajo está en marcha para establecer un centro de acción conjunta en la zona segura, que está previsto que se coordine con Estados Unidos en el norte de Siria”, dice la declaración del Ministerio de Defensa turco el lunes. “En este contexto, una delegación de seis personas llegó a Sanliurfa para una preparación preliminar. Turquía dijo que el centro estará listo en los próximos días”.

Pero las autoridades estadounidenses se mantuvieron cautelosas sobre adónde se enviaría el acuerdo de zona segura el lunes, ya que la administración Trump está tratando de asegurar una derrota permanente del estado islámico en Siria, a pesar de la disminución de la presencia de Estados Unidos en este país devastado por la guerra.

“Estuvieron de acuerdo, y ahora el diablo estará en los detalles”, dijo a Al-Monitor un funcionario estadounidense familiarizado con las negociaciones. “Estamos en una delgada línea entre los turcos y los elementos kurdos en [las fuerzas democráticas sirias apoyadas por Estados Unidos]”.

“El punto principal de esto es mantener a la coalición contra ISIS centro de atención”, agregó, refiriéndose a la campaña dirigida por Estados Unidos para derrotar al grupo militar que el Pentágono advirtió que podría ser descarrilado por las amenazas de Turquía de invadir el noreste de Siria. El inspector general de la agencia advirtió la semana pasada que una retirada en Siria liderada por Estados Unidos permitió que el Estado Islámico reviviera.

Estados Unidos y Turquía continuarán “discutiendo” los aspectos militares del acuerdo, incluyendo la posibilidad de patrullas conjuntas similares a las de la disputada ciudad de Manbij.

El portavoz del Pentágono, Sean Robertson, dijo que Estados Unidos y Turquía tienen un “entendimiento inicial” de un mecanismo de seguridad fronteriza sirio que “aborda las preocupaciones de seguridad de Turquía [y] mantiene la seguridad en el noreste de Siria, por lo que [ISIS] no puede regresar”, que incluye un centro de operaciones, pero no especificó cuánto tiempo se tardaría en establecer dicho mecanismo.

Otro funcionario de Estados Unidos dijo que es probable que las delegaciones de Estados Unidos y Turquía participen en la búsqueda de lugares para un centro de operaciones conjuntas que supervise la zona, pero que aún no participan en el establecimiento de estas instalaciones.

Mientras tanto, el gobierno de Estados Unidos “ha pedido a varios países que ayuden a proporcionar tropas para la coalición contra ISIS y el trabajo de estabilización, que no es una zona segura”, agregó el segundo funcionario. “Nos alegramos de su respuesta. El mes pasado, Francia y el Reino Unido anunciaron que aumentarían sus tropas en Siria en un 10-15%, e Italia y los países balcánicos también expresaron su interés en aportar tropas”.

Sin embargo, no está claro hasta qué punto los Estados Unidos y Turquía han logrado colmar la brecha en la zona, ya que la administración Trump ha insistido durante varios meses en que concluirá rápidamente un acuerdo para aliviar las preocupaciones de seguridad de Ankara y crear un amortiguador con los OSS kurdos dominantes.

En junio, el embajador Jim Jeffrey, enviado del Departamento de Estado sirio e interlocutor del presidente sirio en una coalición contra la IS en dos ocasiones, dijo a Al-Monitor que Turquía y el SDF tenían un acuerdo de retirada “común” para crear una zona segura que no incluiría tropas europeas.

Sin embargo, los expertos dudan de que el Ministerio de Defensa pueda seguir luchando contra el SI y gestionar una zona segura en la que quedan poco menos de 1.000 soldados estadounidenses en un país devastado por la guerra.

Este es un documento vagamente formulado que no puede ser impuesto por un pequeño número de nuestras tropas en Siria y que depende de un acuerdo entre las Fuerzas de Autodefensa y Turquía”, dijo a Al-Monitor Aaron Stein, director del programa de Oriente Medio del Instituto de Estudios de Política Exterior de Filadelfia. “Su supervivencia está en gran duda”.

Stein dijo que el acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y Turquía es similar a la llamada hoja de ruta de Manbij, un acuerdo negociado por Estados Unidos en 2018 que pidió que los elementos kurdos de las SDF se retiren de la ciudad mientras las fuerzas estadounidenses y turcas realizaron patrullas conjuntas.

Vía Al Monitor

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More