Rusia: los ataques de Israel en Siria aumentarán las tensiones en la región

Fuerzas de Defensa de Israel

Los ataques israelíes en Siria no resolverán los problemas de Israel, sino que solo aumentarán las tensiones en la región, dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov.

“Las operaciones militares no pueden resolver los problemas de seguridad israelíes, sino que solo ayudarán a aumentar las tensiones regionales”, dijo Lavrov en una entrevista con el periódico español El País.

El ministro ruso agregó que Israel puso en peligro la vida de las tropas rusas en el Palmyra de Siria en 2017 al no cumplir con avisar a Rusia con tiempo.

“Desafortunadamente, Israel no siempre ha cumplido con sus obligaciones, principalmente las relacionadas con las advertencias al ejército ruso de las operaciones militares en Siria. En algunos casos, esto puso en peligro la vida y la salud de nuestros soldados en Siria, por ejemplo, cuando cazas israelíes bombardearon objetivos cerca de Palmyra en marzo de 2017”, subrayó.

La perspectiva rusa sobre el derribo del IL-20
Fuerza aérea rusa Ilyushin Il-20. Crédito: Kirill Naumenko / Wikipedia

Lavrov también dijo que Moscú lamenta que los países occidentales rechacen la idea del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de crear una coalición internacional contra el “terrorismo” bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

“La idea de establecer una amplia coalición contra el terrorismo bajo los auspicios de las Naciones Unidas fue planteada por el presidente ruso, Vladimir Putin, en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2015. Desafortunadamente, nuestros socios occidentales no la apoyaron”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores.

Rusia, junto con Assad e Irán en Siria, no hacen distinción entre las fuerzas rebeldes al régimen del dictador Assad, y los grupos terroristas que operan en el país.

Un F-16C de la Fuerza Aérea israelí despega durante el ejercicio aéreo de la Bandera Azul en la base de la fuerza aérea de Ovda, al norte de la ciudad israelí de Eilat, el 8 de noviembre de 2017. (Jack Guez / AFP)
Un F-16C de la Fuerza Aérea israelí despega durante el ejercicio aéreo de la Bandera Azul en la base de la fuerza aérea de Ovda, al norte de la ciudad israelí de Eilat, el 8 de noviembre de 2017. (Jack Guez / AFP)

El 2 de octubre, Moscú completó sus entregas de sistemas S-300 a Damasco, según dijeron fuentes militares, en un intento por aumentar la seguridad de las tropas rusas desplegadas en el país del Medio Oriente. La actualización de la defensa aérea se anunció después de que un avión militar Ilyushin Il-20 fue derribado el 17 de septiembre por un misil lanzado por un sistema de defensa aérea sirio S-200 de fabricación rusa, que dispararon minutos después de una incursión de la Fuerza Aérea de Israel, en la región de Latakia en Siria.

El Ministerio de Defensa de Rusia atribuyó derribo a la Fuerza Aérea de Israel, alegando que los veloces cazas israelíes F-16 utilizaron el pesado y lento avión ruso, movido por turbohélices, como “escudo contra los sistemas de defensa aérea sirios”.

El ex subjefe de personal israelí y ex jefe del Consejo de Seguridad Nacional, general Uzi Dayan, le dijo a Sputnik en una entrevista la semana pasada que las fuerzas israelíes no tienen planes de atacar los sistemas de defensa aérea S-300 de fabricación rusa en Siria si el ejército sirio utiliza de una manera que no representa una amenaza para Israel.

Comentarios