Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Científicos de Israel planean utilizar a las medusas para limpiar el micro plástico de los mares

Por: Shanna Fuld

AP

Biólogos marinos de la Universidad de Haifa, en Israel, están llevando a cabo un experimento con medusas para averiguar si el moco que producen sería un buen material para capturar micro plásticos en los sistemas de agua tratada antes de que el agua sea devuelta al mar.

El Prof. Dror Angel, que dirige la investigación junto con la candidata al doctorado Hila Dror, dijo a The Media Line que el moco podría fabricarse en dos productos potenciales: una malla pegajosa que filtraría las partículas de plástico, o un polvo químico que se añadiría a las aguas residuales tratadas.

Angel dice que se está centrando principalmente en la creación de un producto que funcione para las plantas de tratamiento de aguas residuales.

“La mayoría de los plásticos se reducen…. por el proceso [de tratamiento], o se eliminan, pero algunos micro plásticos logran pasar, y son estos micro plásticos residuales los que estamos tratando de capturar en el proceso que estamos desarrollando con el moco”, dijo.

Los micro plásticos son pequeños trozos de plástico que ensucian las vías fluviales y algunos investigadores consideran que son perjudiciales para la salud humana.

Iniciado en 2018, el proyecto “Go Jelly” de la Universidad de Haifa forma parte de la iniciativa Horizonte 2020, financiada por la Unión Europea, que fomenta la competitividad para lograr el crecimiento de la región tanto desde el punto de vista financiero como de la innovación.

Los investigadores están actualmente probando las propiedades del moco para ver cuánto tiempo permanece activa la sustancia. Angel dice que el moco puede volverse acuoso y menos efectivo para capturar partículas con el tiempo, ya que las enzimas que descomponen los materiales pierden su capacidad de funcionamiento.

Todavía no está claro para los investigadores cuánto tiempo toma para que ocurra esta descomposición. Actualmente, están probando el moco a diferentes temperaturas para ver si el enfriamiento o la congelación pueden prolongar su actividad de captura de plástico.

Dror y Angel examinan rutinariamente las aguas del Mediterráneo frente a la ciudad de Netanya en busca de medusas. Buscan sobre todo la Rhopilema nomadica, o medusa nómada, que es la especie que se ve con más frecuencia en las orillas del Mediterráneo y que se parece a grandes bolsas de plástico blancas.

Cuando regresan, se dirigen al laboratorio para pesar las muestras, medir el diámetro de la campana o del cuerpo y registrar cualquier cosa inusual que noten. A continuación, se extrae el moco utilizando un embudo para recoger los goteos pegajosos. Finalmente, agregan el moco a las partículas de metal dorado para ver si el moco las capta.

Las medusas nómadas se consideran invasoras, y algunos biólogos marinos creen que la especie entró en la región en 1977 navegando hacia el norte desde el Mar Rojo a través del Canal de Suez. La especie comenzó a llegar a las costas israelíes en la década de 1990. La especie ahora frecuenta las costas de Chipre, Egipto, Grecia, Israel, Italia, Líbano, Malta, Siria, Túnez y Turquía.

“Por lo general vemos [medusas nómadas que son] muy grandes por aquí, a veces incluso 80 kg. [175 lb.]…. que es enorme. Son como 50 cm. 20 pulgadas de diámetro”, dijo Dror. “Es increíble”.

Cuando se captura una medusa, los científicos la meten en cubos de agua para mantenerla con vida. Si uno está fuera del agua, aunque sea por unos instantes, morirá. Las medusas muertas a menudo son arrastradas a la orilla por la marea.

Muchos países que sacan provecho del turismo sufren un gran golpe económico cuando llegan a la ciudad enjambres de medusas.

Una encuesta realizada por investigadores israelíes y estadounidenses antes y después de la llegada de las medusas, realizada en 2013, reveló que el enjambre redujo el número de visitas a la playa hasta en un 10.5 por ciento. Una reducción como esta puede llevar a una pérdida monetaria anual de entre 2 y 7 millones de dólares en ingresos a nivel nacional para las empresas que dependen de los playeros del Mediterráneo.

Vía Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More