Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Tres científicos ganan el Premio Nobel de Física por explorar la evolución del universo

AP

ESTOCOLMO (AP) – Un cosmólogo canadiense-americano y dos científicos suizos ganaron el martes el Premio Nobel de Física de este año por explorar la evolución del universo y descubrir un nuevo tipo de planeta, con implicaciones para esa molesta pregunta: ¿Existe la vida sólo en la Tierra?

El canadiense James Peebles, de 84 años, profesor emérito de la Universidad de Princeton, ganó por sus descubrimientos teóricos en cosmología. Los suizos Michel Mayor, de 77 años, y Didier Queloz, de 53, ambos de la Universidad de Ginebra, fueron honrados por encontrar un exoplaneta, un planeta fuera de nuestro sistema solar, que orbita una estrella similar al sol, dijo el comité del Nobel.

“Los galardonados con el Premio Nobel de Física de este año han pintado un cuadro del universo mucho más extraño y maravilloso de lo que jamás hubiéramos podido imaginar”, dijo Ulf Danielsson, de la Real Academia Sueca de Ciencias, que seleccionó a los galardonados. “Nuestra visión de nuestro lugar en el universo nunca volverá a ser la misma”.

Peebles, aclamado como uno de los cosmólogos más influyentes de su tiempo que se dio cuenta de la importancia del fondo de radiación cósmica nacido del Big Bang, recaudará la mitad de los 9 millones de coronas (918.000 dólares) en efectivo. Mayor, que es astrofísico, y Queloz, un astrónomo que también está en la Universidad de Cambridge en Gran Bretaña, compartirán la otra mitad.

En esta foto de archivo del jueves 11 de agosto de 2005, los astrónomos suizos Michel Mayor, derecha, y Didier Queloz, izquierda, posan para el fotógrafo en el Observatorio Astronómico de la Universidad de Ginebra. El Premio Nobel de Física 2019 se otorgó a James Peebles "por descubrimientos teóricos en cosmología física", y la otra mitad conjuntamente a Michel Mayor y Didier Queloz "por el descubrimiento de un exoplaneta que orbita una estrella de tipo solar", dijo el profesor Goran. Hansson, secretario general de la Real Academia de Ciencias de Suecia que elige a los galardonados. (Laurent Gillieron, Keystone vía AP)
En esta foto de archivo del jueves 11 de agosto de 2005, los astrónomos suizos Michel Mayor, derecha, y Didier Queloz, izquierda, posan para el fotógrafo en el Observatorio Astronómico de la Universidad de Ginebra. El Premio Nobel de Física 2019 se otorgó a James Peebles “por descubrimientos teóricos en cosmología física”, y la otra mitad conjuntamente a Michel Mayor y Didier Queloz “por el descubrimiento de un exoplaneta que orbita una estrella de tipo solar”, dijo el profesor Goran. Hansson, secretario general de la Real Academia de Ciencias de Suecia que elige a los galardonados. (Laurent Gillieron, Keystone vía AP)

El comité del Nobel dijo que el marco teórico de Peebles sobre el cosmos, y sus miles de millones de galaxias y cúmulos de galaxias, equivalía a “el fundamento de nuestra comprensión moderna de la historia del universo, desde el Big Bang hasta el presente”.

Su trabajo, que comenzó a mediados de la década de 1960, sentó las bases para una “transformación” de la cosmología en el último medio siglo, utilizando herramientas teóricas y cálculos que ayudaron a interpretar los rastros de la infancia del universo, dijo el comité.

Un claramente encantado Peebles se rió repetidamente durante una entrevista telefónica con The Associated Press, recordando cómo contestó una llamada telefónica desde Estocolmo a las 5:30 a.m. pensando que “o es algo muy maravilloso o es algo horrible”.

Peebles dijo que le dijo a su esposa sobre el premio, “Y por supuesto su reacción fue, ‘¡Oh Dios mío!’”.

“Tengo una vida pacífica”, dijo. “¡De alguna manera ahora está totalmente desordenado!”.

A Mayor y a Queloz se les atribuyó haber “iniciado una revolución en la astronomía”, en particular con el descubrimiento del exoplaneta 51 Pegasi B, una bola gaseosa comparable a Júpiter, en 1995, una época en la que, como recordaba Mayor, nadie sabía si existían o no los exoplanetas.

Prestigiosos astrónomos los habían estado buscando durante años, ¡en vano!”, bromeó Mayor.

El comité dijo que desde entonces se han encontrado más de 4.000 exoplanetas en la Vía Láctea.

Mayor y Queloz fueron pioneros en el camino que permitirá a nuestra generación abordar una de las cuestiones más apasionantes de la ciencia: ¿Estamos solos?”, escribió Avi Loeb, presidente del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard, en un correo electrónico.

Una pantalla muestra los retratos de los galardonados con el Premio Nobel de Física 2019, de izquierda a derecha, James Peebles, Michel Mayor y Didier Queloz, durante una conferencia de prensa en la Real Academia de Ciencias de Suecia en Estocolmo, Suecia, el martes de octubre. 8 de 2019. (Claudio Bresciani / TT a través de AP)
Una pantalla muestra los retratos de los galardonados con el Premio Nobel de Física 2019, de izquierda a derecha, James Peebles, Michel Mayor y Didier Queloz, durante una conferencia de prensa en la Real Academia de Ciencias de Suecia en Estocolmo, Suecia, el martes de octubre. 8 de 2019. (Claudio Bresciani / TT a través de AP)

“Ahora sabemos que alrededor de una cuarta parte de todas las estrellas tienen un planeta del tamaño y temperatura de la superficie de la Tierra, con el potencial de albergar agua líquida y la química de la vida en su superficie”, dijo.

Queloz se reunía con otros académicos interesados en encontrar nuevos planetas cuando la oficina de prensa de la Universidad de Cambridge interrumpió para contarle la gran noticia: había ganado el Nobel. Al principio pensó que era una broma.

“Apenas podía respirar”, dijo Queloz a AP. “Es enorme. Está más allá de las emociones habituales. Mi mano tembló durante mucho tiempo. Estoy tratando de digerirlo”.

Mats Larsson, miembro de la academia sueca, dijo que este año fue “uno de los premios de física más fáciles de explicar desde hace mucho tiempo”.

“Si hay cien mil millones de sistemas planetarios, con tal vez 10 mil millones de sistemas planetarios con planetas similares a la Tierra, sería altamente improbable y en contra de todas las teorías físicas asumir que la vida sólo se desarrolló en nuestro planeta”, agregó.

El premio en efectivo viene con una medalla de oro y un diploma que se reciben en una elegante ceremonia en Estocolmo el 10 de diciembre, en el aniversario de la muerte del fundador del premio, Alfred Nobel, en 1896, junto con otros cinco ganadores del Premio Nobel. El sexto, el premio de la paz, se entrega en Oslo, Noruega, el mismo día.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More