Entidades extranjeras compraron nombres de dominio de partidos israelíes antes de las elecciones

Una imagen ilustrativa de hackers / ciberseguridad (iStock by Getty Images)

Días después de que se anunciaran las elecciones nacionales en Israel el mes pasado, más de una docena de partidos políticos fueron atacados en una estafa de phishing (suplantación) aparentemente coordinada conocida como robo de marca, según un experto israelí en ciberseguridad.

David Friedman, el director general adjunto de la firma de seguridad Domain The Net, dijo que las entidades extranjeras no identificadas adquirieron numerosos nombres de dominio en inglés o hebreo de los principales partidos políticos.

Según Friedman, “el robo de marca es como el tío o el primo del phishing”, en el que los estafadores engañan a los objetivos para que piensen que están interactuando con una parte confiable. “Es un tipo de actividad en línea en la que una entidad externa toma el control de la identidad en línea de otra entidad para obtener ganancias a costa de la marca, organización o negocio”, dijo.

Friedman le dijo a The Times of Israel que su compañía identificó ataques de robo de marca contra Likud, Hogar Judío, Resistencia de Israel, Nueva Derecha, Meretz, Judaísmo de la Torá Unido, Kulanu e Israel Beytenu del 27 al 29 de diciembre, tres días después de que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu anunció que se celebrarán elecciones en abril.

Friedman dijo que muchos partidos perdieron sus URLs hebreas o variaciones de sus ingleses porque no pudieron comprar los nombres de dominio para sus sitios.

Dijo que a los dos nuevos partidos, Resistencia de Israel y Nueva Derecha, les habían arrebatado sus dominios en inglés y en hebreo, porque ambos lanzaron sus partidos antes de registrar los dominios relevantes.

Sitio web del Likud, 10 de enero de 2019. (Captura de pantalla)
Sitio web del Likud, 10 de enero de 2019. (Captura de pantalla)

A los pocos minutos de que los MKs Naftali Bennett y Ayelet Shaked lanzaran Nueva Derecha, el 29 de diciembre, Friedman dijo que www.newyamin.co.il ya había sido comprado, antes de que el partido pudiera registrar el dominio.

Friedman dijo que no había manera de determinar si las compras eran un esfuerzo por socavar las elecciones israelíes por parte de alguien que pretendía hacerse pasar por los partidos, o si eran realizadas por oportunistas que compraban el dominio con la intención de venderlo a los partidos a un precio elevado. Pero dijo que el momento del ataque indicaba que las partes estaban dirigidas intencionalmente en un momento en que el tráfico del sitio web sería mayor de lo habitual.

“Quienquiera que hizo esto, fue un esfuerzo deliberado y coordinado”, dijo Friedman, y agregó que la mayoría de los ataques parecían provenir del extranjero.

Si bien hay un precedente legal contra el robo de marca, Friedman dijo que la práctica no es ilegal en Israel ni en ningún otro lugar.

La única forma de prevenir el robo de marca es el “monitoreo y cumplimiento constante en línea”. Sin una legislación vigente para protegerse contra ella, Friedman instó a los políticos en Israel a seguir el ejemplo de las grandes empresas, a las que dijo que están constantemente luchando contra los intentos de phishing y otros ataques cibernéticos, y por lo tanto, están obligados a ser vigilantes.

Un estudio publicado el miércoles por el Centro de Investigación Pew encontró que alrededor del 62 por ciento de los israelíes temen que las elecciones puedan ser manipuladas, pero la mayoría confía en que el país está equipado para manejar un ataque cibernético importante.

Casi las tres cuartas partes de los israelíes, el 73 por ciento, informaron que Israel está “bien preparado para manejar un ataque cibernético importante”, el porcentaje más alto de cualquiera de los 26 países sondeados por Pew.

Al mismo tiempo, el 62 por ciento de los encuestados en Israel dijo que era probable que las elecciones futuras fueran manipuladas, un poco más alto que el promedio internacional. La mayoría de los israelíes también pensaron que es probable que los piratas informáticos dañen la infraestructura pública y accedan a la información de seguridad nacional.

Rusia fue el segundo país con mayor confianza en la encuesta, con el 67 por ciento de los encuestados diciendo que el país estaba bien preparado para los ataques. En los Estados Unidos, poco más de la mitad de los encuestados sentía que el país estaba seguro.

La encuesta se publicó un día después de un informe que el jefe de Shin Bet, Nadav Argaman, había advertido a que un Estado extranjero “tiene intención de intervenir” a través de ataques cibernéticos en las elecciones de Israel programadas para abril. Los políticos israelíes sugirieron que Rusia tenía la intención de llevar a cabo tales ataques. El Kremlin dijo el miércoles que no tenía la intención de interferir en las elecciones israelíes o de cualquier otro país, y se distanció de las sospechas planteadas por el informe del martes.

El miércoles, el Comité Central de Elecciones de Israel dijo que estaba diseñando un plan de acción detallado para evitar los intentos de los países extranjeros de entrometerse en las elecciones de la Knesset del 9 de abril, y el Primer Ministro Benjamin Netanyahu dijo que “Israel está preparado para frustrar una intervención cibernética. Estamos preparados para cualquier escenario y no hay un país más preparado que nosotros”.

En Israel, la encuesta Pew se realizó en 1,000 entrevistas personales entre junio y julio de 2018 y tiene un margen de error de 4.4 por ciento.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More