Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Startup israelí protege de los hackers a los automóviles

Al igual que un teléfono inteligente o un ordenador, cualquier objeto, incluso un automóvil, que esté conectado a una red en línea corre el riesgo de ser hackeado. Una startup israelí está tratando de proporcionar protección en un ámbito de nueva tecnología que tiene el potencial de ser extremadamente vulnerable.

2020 es el año de la conectividad de los vehículos”, dijo Yossi Vardi, CEO de SafeRide Technologies, a The Algemeiner.

Según se informa, Tesla está planeando el lanzamiento de sus vehículos eléctricos en Israel, entre otros países, y compañías como Google están trabajando en los últimos detalles de los automóviles totalmente automatizados, pero con el aumento de las tendencias de conectividad se incrementan los riesgos, señaló Vardi.

SafeRide predice que para 2020, el 98% de los automóviles estarán conectados a Internet.

Las nuevas tecnologías de conectividad en red permiten a los fabricantes de automóviles tener un mejor acceso y una relación más estrecha con sus clientes, pero crean oportunidades para los hackers.

“La industria automotriz está experimentando cambios dramáticos en la arquitectura y el software, lo que supone un gran riesgo para los fabricantes de vehículos y automóviles”, dijo Vardi.

Aunque hay varios factores de riesgo, la seguridad es siempre la preocupación más apremiante.

Según Vardi, cuando se trata de coches de autoconducción, “si alguien puede interferir en el funcionamiento del vehículo y puede instalar un programa malicioso en uno de los ordenadores del vehículo, puede imitar al conductor y dar órdenes falsas al vehículo”.

Desde comandar un vehículo autónomo para hacer maniobras físicas peligrosas hasta simplemente poner un micrófono en un sistema de visualización, todos los coches conectados están expuestos a amenazas. Por ejemplo, Vardi dijo que un hacker puede fácilmente hacer que un coche muestre toda la potencia de la batería, engañando al conductor y causando que se apague cuando menos se lo espera.

“Pueden hacer lo mismo con toda una flota de 100 autobuses públicos, lo que los hace cerrar en cuestión de minutos”, señaló.

También existe una amenaza a la privacidad cuando un vehículo está conectado a Internet, ya que su sistema de sonido puede ser pirateado y las conversaciones privadas grabadas.

El robo de propiedad intelectual es otra vulnerabilidad importante. Una empresa automovilística podría hackear un vehículo de uno de sus competidores, “aplicar ingeniería inversa al software y tener un producto competitivo en la carretera en dos semanas”, dijo Vardi.

Matan Saraf, asesor de estrategia de producto que ha trabajado con algunas de las principales empresas israelíes de ciberseguridad y experto en seguridad de vehículos, dijo a The Algemeiner que Israel estaba entre los cuatro primeros países en el campo de la innovación en ciberseguridad de vehículos, junto con Japón, Estados Unidos y Alemania.

SafeRide, dijo, era una de las compañías más prometedoras de Israel en esta área.

La idea de la compañía nació a finales de 2015, dijo Vardi, mientras que él y el aspirante a Director Técnico de SafeRide, Hilik Stein, veían a Google probando coches autopropulsados en Silicon Valley. Dijo que adoptaron una especie de “enfoque criminal” de la tecnología al considerar inmediatamente sus debilidades y comprender la urgencia con la que alguien tenía que encontrar soluciones.

SafeRide, con sede en Ramat HaHayal, comenzó como una empresa de ciberseguridad y más tarde añadió un servicio de supervisión analítica.

“No sólo ayudamos a los fabricantes de automóviles a ser conscientes de cualquier riesgo potencial de ciberdelincuencia”, explicó Vardi a The Algemeiner. “Podemos proporcionar una visión actualizada y constante del estado de salud de cualquier vehículo.

“No hay necesidad de ir a una estación de servicio y perder seis horas”, dijo Vardi, quien fue nombrado recientemente por la revista Industry Wired como “uno de los 20 CEO’s más extraordinarios a seguir”. “En cambio, la compañía puede actualizar el software desde la nube hasta el vehículo, y estaría cubierto por la garantía”.

La tecnología se basa en la inteligencia artificial del comportamiento del vehículo con una “postura de seguridad positiva”, lo que significa que el software aprende los patrones de comportamiento del vehículo para que cualquier anomalía o desviación destaque y sea fácilmente detectable.

La mayoría de los competidores de SafeRide basan su modelo en una “postura de seguridad negativa”, que Vardi compara con la de un guardia de seguridad de un aeropuerto que busca a cada uno de sus clientes, en lugar de aislar sólo a los sospechosos.

La tecnología de SafeRide no está disponible para propietarios individuales de vehículos, ya que está dirigida a empresas más grandes que buscan implementarla como parte de su servicio interno. Vardi dijo que la compañía está trabajando con dos importantes fabricantes de vehículos, uno en Norteamérica y otro en Europa, y que planea lanzar un software oficial a mediados de 2020.

Saraf dijo a The Algemeiner que la amenaza a la infraestructura de movilidad está en constante aumento, no sólo por parte de hackers humanos, sino también por parte de bots y virus. Dijo que la tecnología está creciendo tan rápido, a este ritmo “las empresas de ciberseguridad están luchando por mantenerse a la par de la demanda”.

Vía Algemeiner

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More