Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Apicultores israelíes pierden cientos de colmenas debido al terrorismo agrícola

Yinon Arkin

El granjero Yinon Arkin perdió 20 de las colmenas que mantiene en el poblado de Beit Guvrin, en el sur de Israel, debido a la acción de vándalos.

El vandalismo y el robo continúan afectando a los agricultores israelíes. Hace dos semanas, el apicultor Yinon Arkin descubrió que 20 de sus colmenas habían sido destruidas tres meses antes de que se recolectara la miel. El daño se estima en decenas de miles de shekels.

Arkin, de 34 años, que vive en el poblado de Avigayil en las colinas del sur de Hebrón, posee cientos de colmenas en varios lugares del sur de Israel. Si bien este último ataque no fue la primera vez que sus colmenas fueron destrozadas, fue la primera vez que el daño fue tan severo.

Cuando Arkin llegó a las colmenas que mantiene en Beit Guvrin, se sorprendió al encontrar el panal cortado, las colmenas dispersas y cientos de miles de abejas muertas.

La esposa de Arkin, Achinoam, dice que hace un mes, a la pareja le robaron cinco colmenas de otro lugar.

«Y hace dos años, se robaron 10 colmenas. Hace dos años, se robaron 70 colmenas de un amigo de Yinon en exactamente la misma área«, dice ella.

Lo que hizo diferente al último robo, explica Achinoam, fue la violencia con que se rompieron las colmenas. «Cortaron todo el panal y tiraron los marcos a lo largo de un área grande. Recolectar todo tomó tiempo. Hay miles de abejas muertas«.

Las colmenas se encontraban cerca de la barrera de seguridad de Israel y de un cruce que conduce a la aldea palestina de Tarqumiyah. Arkin cree que las colmenas fueron robadas por los palestinos.

«Ha sido así durante años. Así es como se hacen las cosas. Cortan el panal de abejas, lo guardan en sacos y lo devuelven de contrabando a la Autoridad Palestina«, dice Arkin.

El crimen agrícola, criminal o terrorista en la naturaleza, está rampante en todo Israel. Los agricultores se encuentran indefensos ante esto. El problema se ve agravado por el hecho de que las compañías de seguros a menudo se niegan a compensar a los agricultores.

«Aunque sufrí un fuerte golpe, me volveré a poner de pie«, dice Arkin.

«Esta fue una gran parte de mis colmenas, pero es un fenómeno más generalizado. El gobierno no es consciente de cuán serio es el problema porque no informamos la mayoría de los robos», dijo.

«El Gobierno no sabe cómo manejar los delitos agrícolas o, al menos, incluirlos en seguros que cubren desastres naturales o [compensar a los agricultores] mediante impuestos a la propiedad. De cualquier manera, se debe encontrar una solución», dice.

Muchos agricultores buscan la ayuda de la organización Hashomer Hachadash, que les ayuda a proteger sus medios de subsistencia.

Amichai Blut, quien está a cargo del distrito sur de Israel para Hashomer Hachadash, le dijo a Israel Hayom que «Hashomer Hachadash comenzó a trabajar justo después de que nos informaron sobre el incidente. Varias unidades de campo están activas en el área, y también se han utilizado medios tecnológicos erigido. No dejaremos que los agricultores se ocupen de los criminales por su cuenta«.

«Estamos pidiendo a todos los agricultores que han sido víctimas de delitos agrícolas que se pongan en contacto con nosotros para poder reforzar la agricultura israelí y trabajar para implementar la gobernabilidad y la soberanía en áreas abiertas», dijo Blut.

Vía Israel Hayom

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More