Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

“Hamas bombardeó un autobús escolar cerca del Kibutz Sa’ad”

Por: Howard Rotberg

En este artículo, deseo regresar algunos años hasta 2011 para arrojar algo de luz sobre los continuos ataques con cohetes del gobierno terrorista de Hamas en Gaza contra civiles israelíes. Esta historia de fondo tiene como objetivo informar sobre uno solo.

Desde su violenta toma de la Franja de Gaza en 2007, Hamas y la Jihad Islámica Palestina han llevado a cabo cientos de ataques terroristas suicidas, tiroteos, apuñalamientos y ataques violentos que han matado y mutilado a miles de israelíes. Para aquellos que abogan por otorgar a la Autoridad Palestina un Estado en Judea y Samaria (la llamada Cisjordania), existe una preocupación legítima de que, como en Gaza, una organización terrorista controlada por Irán, derrocaría a cualquier gobierno.

Durante años, Hamas ha estado desarrollando su capacidad militar, utilizando fondos destinados a los civiles de Gaza y extorsionando a la economía local para aumentar sus reservas de armas y construir túneles de ataque transfronterizos. Se dice que Hezbolá en el sur del Líbano, al norte de Israel, tiene cerca de 140,000 misiles suministrados por Irán, listos para aterrorizar, matar y mutilar a israelíes en el norte de Israel.

Daniel Viflic, niño judío asesinado por Hamas

A principios de mayo de este año, los israelíes que viven en el sur del país se despertaron con otro bombardeo de cohetes desde Gaza. Entre el sábado 4 de mayo y el domingo 5 de mayo, los grupos terroristas Jihad Islámica Palestina y Hamas lanzaron más de 600 cohetes y morteros contra israelíes desde Gaza (desde el 5 de mayo a las 6 pm).

Hamas dispara cohetes deliberadamente a áreas civiles israelíes, como Sderot, Ashkelon y Be’er Sheba, todas las ciudades contenidas en las fronteras originales de 1948 de Israel; es decir, no pretenden que solo están detrás de las llamadas áreas “ocupadas”. Israel responde para sacar a los lanzadores de cohetes, que Hamás pone deliberadamente en áreas civiles, para que puedan protestar de que los israelíes “también matan a civiles”. La única diferencia, que es el punto central, es que los israelíes no se dirigen a ciudadanos individuales y se esfuerzan por evitarlo, mientras que Hamas ataca intencionalmente solo a civiles y no se molesta en disparar a instalaciones militares.

Después de la Operación Plomo Fundido, donde Israel tomó acción militar contra Hamas, hubo clamores de que los israelíes eran moralmente equivalentes a los operativos de Hamas. Estas protestas fueron motivadas políticamente y de hecho no fueron justificadas. Las Naciones Unidas optaron por hacer una investigación rápida encabezada por un destacado crítico de Israel con miembros del comité que habían hecho comentarios que indicaban que habían evaluado previamente el tema en estudio, y el llamado Informe Goldstone (que lleva el nombre del juez sudafricano Richard Goldstone quien lo encabezó) indicó que Israel podría haber cometido crímenes de guerra. Sin embargo, después de que se demostró que su informe era erróneo, el juez Goldstone se retractó de esa acusación en un artículo reciente en el Washington Post y declaró que el ejército israelí, de hecho, tomó medidas para evitar las víctimas civiles.

A principios de abril de 2011, Hamas disparó un cohete que impactó en un autobús escolar, hiriendo gravemente a un niño de 16 años, Daniel Viflic, y menos críticamente hirió al conductor del autobús escolar. Las fotos mostraron que todo el autobús había sido completamente destruido (el cohete era del tipo que puede inhabilitar un tanque armado). Afortunadamente, el niño fue el último alumno que viajaba y solo él y el conductor estaban en el autobús cuando fue golpeado, de lo contrario muchos estudiantes podrían haber muerto o lesionado gravemente. De hecho, un gran número de niños acababan de ser dejados. Para leer sobre la vida del niño muerto y el efecto de su vida y muerte sobre otros, su madre escribió un elogio hermoso y triste que puede leerse aquí.

Este era un autobús escolar amarillo, y como tal era fácilmente identificable a pesar de que Hamas afirma que podría haber sido un vehículo militar.

El gobierno israelí ha emprendido ataques contra Gaza para tratar de detener estos cohetes. Por supuesto, la mayoría de los periódicos del mundo informarán esta historia con una especie de equivalencia moral: indudablemente hablarán sobre ataques recíprocos y se asegurarán de resaltar la cantidad de personas que murieron o resultaron heridas, y luego las compararán con la cantidad de israelíes muertos o heridos. Esta equivalencia moral se basa en la incapacidad de estudiar las causas de la violencia y comprender quiénes fueron los que atacaron a los civiles, y quienes tienen un ejército que intenta, a un costo tremendo, minimizar las bajas civiles, aunque Hamas posiciona sus cohetes en áreas urbanas intencionalmente.

Esta equivalencia moral es la visión de los relativistas culturales y morales, quienes sostienen que uno no puede determinar el bien y el mal y que, de hecho, toda cultura es tan buena y correcta como cualquier otra cultura. El punto de vista a menudo está acompañado por un anti-occidentalismo que sostiene que los grupos sin poder tienen el derecho de usar la violencia contra los grupos con poder, y que solo los políticamente correctos pueden decidir quién tiene poder y quién no tiene poder y, por lo tanto, qué lado está justificado y qué lado debe ser condenado.

En mis escritos (como mi libro, TOLERism: The Ideology Revealed,  Mantua Books y The Ideological Path to Submission), he tratado en detalle la travesura que los relativistas morales y culturales trajeron a nuestra cultura política occidental, y se esconden detrás del concepto de tolerancia, como una forma de apaciguar a los malos que atacan a los buenos.

Por lo tanto, para intentar aclarar qué hay exactamente detrás de los titulares, que aplicó un lavado moralmente equivalente a las noticias de Gaza y el autobús escolar israelí y las tierras cercanas, deseo proporcionar algo de contexto. La mayoría de la gente sabe que Gaza bajo Hamas es un Estado terrorista islamofascista, sin derechos humanos fundamentales para las mujeres, las minorías, los niños, las personas arrestadas o aquellos que desean denunciar las violaciones de los derechos humanos cometidas por el gobierno.

¿Qué hay de los vecinos israelíes, que deben lidiar con los ataques a, sus autobuses escolares contra sus hijos, quiénes son y qué representan? Como dudo que cualquier medio de comunicación principal esté interesado en este tema, creo que es importante para mí escribir sobre él.

El autobús bombardeado estaba justo a las afueras de Kibbutz Sa’ad. Aunque Israel es hoy en gran parte una nación capitalista de alta tecnología, gran parte del país se estableció en un marco comunitario, y todavía hay un buen número de poblados que conservan diversos aspectos comunitarios.

Como tales, estas instituciones son una forma de socialismo, y uno pensaría que, para los izquierdistas estadounidenses y europeos, este elemento comunista y socialista generaría cierta admiración. Es triste, por supuesto, ver que el antisemitismo (compuesto por la demonización, la deslegitimación y los dobles estándares aplicados a Israel) ha superado lo que debería ser una atracción para los ideales socialistas en el trabajo.

El Kibbutz Sa’ad fue establecido el 30 de junio de 1947 por un grupo de pioneros del movimiento sionista religioso B’nei Akiva, cuyo sueño era comenzar un kibbutz que encarnara los valores de la Torá y el trabajo. Fue sustancialmente destruido en 1948 cuando el ejército egipcio invadió para intentar eliminar el nuevo Estado de Israel autorizado por la ONU. Ahora es una comunidad floreciente y próspera en la región norteña de Negev, al sur de Ashkelon.

La población multigeneracional de Kibbutz Sa’ad genera sus ingresos de la agricultura y la industria. Los miembros de Sa’ad disfrutan de una rica vida religiosa, social y cultural.

La comunidad Kibbutz Sa’ad está formada por 140 familias, con una población de alrededor de 700. Los miembros y residentes trabajan de acuerdo con su ocupación y elección de carrera, ya sea dentro de la estructura del kibbutz o fuera de ella.

Los miembros de Sa’ad viven de acuerdo con muchos ideales y valores religiosos, con un énfasis en la contribución a la sociedad de Israel en general. El kibutz participa en varios marcos educativos únicos, como Educación Juvenil,  un marco escolar para adolescentes de hogares rotos; Familia de acogida, para niños de primaria ; Conversión Ulpan, para familias y jóvenes; y Nativ, un programa de un año en Israel para adolescentes estadounidenses.

En otras palabras, este grupo de personas, que trabajan tanto en la agricultura como en la industria, han convertido en una prioridad en sus vidas ayudar a los demás, especialmente a los niños de hogares rotos. Son personas religiosas que también hacen tiempo para el estudio de la Torá y la oración. Son un buen ejemplo de cómo la adhesión a los valores de la justicia, tanto la justicia individual como la justicia social, se puede traducir en las acciones de una comunidad y los eventos de la vida cotidiana, en un entorno donde todos contribuyen a la viabilidad financiera de la comunidad y los no tan afortunados a quienes la comunidad ayuda.

Los cultivos de Sa’ad incluyen zanahorias, papas, aguacates, almendras, cítricos y más. Sa’ad tiene una gran granja lechera y una granja avícola.

Las industrias de Sa’ad incluyen  Syfan, una planta que fabrica láminas retráctiles de plástico para embalaje, y  Popli, que suministra productos de palomitas de maíz y alimentos para mascotas. Syfan suministra papel de envoltura para la enorme cadena de muebles sueca, IKEA.

Kibbutz Sa’ad también tiene una tienda de moda llamada  Kav LeKav, que vende ropa para hombres, mujeres y niños; Ahinoam Jewelry, donde se crea joyería hecha a mano en plata; un estudio de diseño gráfico  “Kesem”, y un centro de auto servicio.

Uno de los establecimientos más nuevos de Sa’ad abierto al público es  Beit Shikma, un hermoso hogar de convalecencia y geriátrico donde los pacientes reciben atención las 24 horas del día.

Uno de los miembros del Kibbutz es el artista Joseph Bernhard. Es miembro del Kibbutz Saad desde 1950. Se graduó en la Academia de Arte de Bezalel de Jerusalem, en 1976.

Entre sus obras se encuentran murales en paredes internas y externas realizadas con diversas técnicas, como mosaicos, ladrillos quemados, piedras de río y murales de muchos tipos.

En 1995, Joseph Bernhard creó el mural gigante (3700 metros cuadrados) en la central eléctrica de las Obras del Mar Muerto en Sodoma, Israel. En los últimos años ha estado desarrollando y expresando interés en el arte ambiental.

Muchos de los miembros del Kibbutz tienen títulos universitarios avanzados. Por ejemplo, el gerente de contabilidad, Ron Weisel, tiene una licenciatura en Economía de UCLA y una maestría en administración de empresas de la Universidad de Chicago.

El bombardeo en el autobús escolar no es el primer bombardeo en golpear el área del kibutz. El 7 de julio de 2006, Hamas golpeó el Kibbutz con un cohete Kassam, y hubo muchos otros hasta el incidente más reciente.

Para mí está claro que los intentos israelíes de contraatacar en los sitios de lanzamiento de cohetes causarán la muerte de palestinos y los medios de comunicación mundiales informarán de todo esto como lo último en lo que denominan (como parte de su relativismo moral) un ciclo de violencia. Así que, con suerte, esta breve reseña da un poco de conocimiento sobre la comunidad israelí, que sufre ataques contra sus civiles como parte de un intento árabe e islamista de destruir el país de Israel y reemplazarlo con un Estado islámico. Depende del lector determinar si el Estado de Israel y su gente, tanto jóvenes como mayores, son realmente moralmente equivalentes a Hamas y sus calañas.

Vía Front Page Mag

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More