Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Con Hamas sin la opción de usar sus túneles, los terroristas utilizan el aire y el mar

Por: Yaakov Lappin

Flash90

El descubrimiento del último túnel transfronterizo de Hamás esta semana, que se extiende desde la Franja de Gaza hasta Israel, es un recordatorio del hecho de que Hamas pronto perderá esta capacidad de ataque.

El túnel fue descubierto durante la construcción de la barrera subterránea de Israel, que está diseñada para bloquear el camino de los excavadores de Hamas. El muro subterráneo utiliza sensores que envían alertas a las Fuerzas de Defensa de Israel si Hamas intenta excavar en dirección a Israel.

Desde el final del conflicto del verano de 2014 entre Israel y Hamas, las FDI han descubierto 18 túneles transfronterizos, utilizando sistemas avanzados de detección y, más recientemente, mediante la construcción del muro subterráneo.

Está previsto que la barrera de las 40 millas esté terminada a finales de este año. Cuando esto termine, se espera que los escuadrones de terror armados de Gaza pierdan la capacidad de colarse por debajo de la frontera israelí para llevar a cabo misiones de asesinato y secuestro en guerras futuras.

Sin embargo, el ala militar de Hamas sigue teniendo una compleja red de túneles de combate defensivos, que discurren bajo Gaza. Esta “ciudad subterránea” permite que las células terroristas se muevan fuera de la vista de la Fuerza Aérea israelí y transfieran personal y armas alrededor de la Franja, especialmente en caso de una ofensiva terrestre israelí. Parece seguro asumir que las FDI también están ocupadas trazando estos túneles, y que están desarrollando formas de convertirlos en trampas mortales en un futuro conflicto.

Desde el final del conflicto de 2014, ha entrado en Gaza suficiente cemento para construir 16 rascacielos Burj Khalifa en Dubai, el edificio más alto del mundo. Ese cemento ha pasado en gran medida a la clandestinidad, alimentando la maquinaria de guerra de Hamas.

La suave arena de Gaza hizo posible que los excavadores progresaran rápidamente durante los días pico del proyecto del túnel. Los túneles contenían vías férreas, electricidad, ventilación, líneas de comunicación y tanques de oxígeno, tanques que fueron enviados originalmente a Gaza para uso hospitalario.

Los túneles son un símbolo de las prioridades de Hamas: La acumulación militar siempre tiene prioridad sobre la inversión de fondos en la población civil de Gaza.

Cambio a otros métodos de ataque

Sin embargo, Hamas es una organización de aprendizaje, y parece que se dio cuenta hace algún tiempo de que el tiempo se está agotando en los túneles de ataque.

Como resultado, ella y otras facciones terroristas de Gaza han duplicado su capacidad ofensiva.

El más importante es el arsenal de cohetes. A diferencia del Líbano, no se sabe que Gaza tenga cohetes teledirigidos en este momento, pero el tamaño del arsenal de cohetes de Gaza está aumentando, y la amenaza es de pura cantidad.

La Jihad Islámica Palestina, la facción terrorista de 15.000 efectivos (en comparación con Hamás de 35.000), también ha estado invirtiendo mucho en la ampliación de su propio arsenal de cohetes y ha podido superar a Hamas al poseer la mayor cantidad de proyectiles de Gaza.

Ambas organizaciones reciben dinero iraní, unos 100 millones de dólares en los últimos dos años, según el jefe del Mossad, Yossi Levi, y conocimientos técnicos iraníes. Convierten estas armas en una industria de armas doméstica en expansión que produce el arsenal de cohetes de Gaza en su propio país, sin necesidad de depender del contrabando.

Hamas utiliza todos los componentes de que dispone para la fabricación de cohetes, incluso la sal para el propulsor que se necesita durante la fase inicial de lanzamiento. El arsenal combinado de Hamas y la Jihad Islámica Palestina supera los 20.000 cohetes.

Durante una reciente escalada que estalló en mayo tras un ataque de francotiradores de la Jihad Islámica Palestina, las facciones terroristas de Gaza dispararon 690 proyectiles contra el sur de Israel en tan sólo dos días e intentaron desbordar el sistema de defensa aérea de la Cúpula de Hierro.

Sin embargo, la Cúpula de Hierro funcionó bien, interceptando el 86% de los cohetes que se dirigían a zonas pobladas. Sin embargo, las facciones de Gaza pudieron concentrar su fuego de manera letal. Cuatro israelíes fueron asesinados en la escalada, incluido uno cuyo vehículo fue alcanzado por un misil antitanque de Hamas. Esas armas también se han convertido en una esfera de interés para las facciones de Gaza.

Ambas organizaciones también están tratando de crear flotas armadas de aviones no tripulados. La Jihad Islámica Palestina utilizó uno de esos drones en un intento fallido de bombardear un tanque de las FDI durante la escalada de mayo; este incidente es un indicio de la creciente importancia de este método de ataque.

El frente interno israelí es el objetivo principal

Hamas, mientras tanto, está trabajando en la capacidad de lanzar ataques desde el mar utilizando células de comandos terroristas.

Se supone que todas estas actividades están ocurriendo bajo el ojo vigilante y penetrante de las FDI, que se está preparando en consecuencia.

Según el general de brigada (res.) Shachar Shochat, ex jefe del Comando de Defensa Aérea, los actores no estatales han colocado el frente nacional israelí como su principal objetivo. La dispersión de lanzacohetes en zonas civiles construidas en Gaza constituye un problema adicional. Un juego continuo de soluciones y desafíos para el gato y el ratón está en marcha.

La escalada de mayo también contenía un indicio de la abrumadora capacidad ofensiva de Israel.

La Fuerza Aérea de Israel, por su parte, atacó más de 350 objetivos terroristas en toda Gaza en represalia, matando a aproximadamente 30 agentes de Hamas y de la “policía de paz” y destruyendo muchos objetivos enemigos de alto valor que estaban incrustados en vecindarios civiles. La combinación de inteligencia de calidad y potencia de fuego de precisión está diseñada para hacer frente al desafío asimétrico de Gaza.

Mientras tanto, las fuerzas terrestres de Israel, que no han puesto un pie en Gaza en cinco años, están preparando una serie de nuevas capacidades en caso de que sean llamadas a entrar en la Franja la próxima vez que las sirenas de advertencia comiencen a sonar en las ciudades israelíes.

Vía JNS

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More