Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Jordano es acusado de intento de asesinato y terrorismo en Eilat

Jorge Novominsky / Flash90

Dos israelíes resultaron gravemente heridos por un ataque con martillo a manos de Taher Halef, que supuestamente había estado tratando de llevar a cabo un ataque de este tipo desde 2008.

Un hombre jordano que trabajaba en la ciudad portuaria de Eilat, al sur del país, fue acusado formalmente el viernes por el ataque a dos israelíes hace varias semanas, en lo que los fiscales dicen que fue un ataque terrorista.

Según la acusación, presentada en el Tribunal de Distrito de Beersheba, Taher Halef había planeado atacar a los israelíes durante más de una década. Está acusado de varios cargos de intento de asesinato, así como de una conspiración terrorista.

Dos israelíes, que trabajaban como buzos en el puerto, resultaron gravemente heridos cuando Halef los atacó con un martillo el 30 de noviembre, dijo la policía en ese momento. Además de los israelíes heridos, que fueron trasladados al hospital Yoseftal de la ciudad con lesiones en la cabeza, un segundo trabajador jordano que trató de contener al atacante resultó levemente herido.

Halef fue arrestado después del incidente, y la policía dijo varias horas después que una investigación inicial había suscitado sospechas de que el ataque tenía motivaciones nacionalistas.

El sospechoso comenzó a trabajar en Israel días antes del ataque después de recibir un permiso de trabajo diario de la Autoridad de Población e Inmigración. La acusación del viernes dijo que había logrado pasar el proceso de selección a pesar de haber sido identificado como un posible terrorista por la agencia de mano de obra jordana que lo entrevistó por primera vez.

En 2014, Israel otorgó permiso para que 1.500 jordanos trabajaran en Eilat, la ciudad turística del Mar Rojo ubicada justo al otro lado de la frontera de la ciudad jordana de Aqaba. Los países firmaron un tratado de paz en 1994, pero las relaciones han sido tumultuosas debido a incidentes violentos ocasionales y desacuerdos políticos.

La acusación señala que Halef, quien se identifica como palestino, recibió ayuda de sus primos en Jordania en ocasiones anteriores que intentó llevar a cabo ataques.

Al parecer, su primer complot terrorista fue en 2008, cuando, después de ver imágenes de televisión de la primera guerra entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza, la Operación Plomo Fundido, planeó llevar a cabo un ataque con disparos en la frontera. La acusación dice que el padre de Halef frustró el plan de su hijo al bloquear el camino mientras él ya estaba en camino a la frontera, después de haber robado el arma del padre.

Durante el verano de 2017, según la acusación, Halef y sus primos resolvieron ingresar a Israel a través de la cerca de la frontera y llevar a cabo un ataque con disparos. Sin embargo, después de estudiar la situación, se dieron cuenta de que su plan no era factible.

Fue entonces cuando decidió obtener un permiso de entrada a Israel y llevar a cabo un ataque punzante en Jerusalem. Para ese fin, supuestamente contó con la ayuda de sus hermanos y primos, quienes aceptaron viajar a Israel con él.

Aunque inicialmente fueron rechazados por una agencia en Amman, Halef finalmente recibió un permiso para trabajar en Eilat.

En su segundo día de trabajo en Israel, después de cruzar desde Aqaba, atacó a los dos buzos israelíes en el puerto, nombrados en la acusación como Tamir Gross y Yevgeny Kolomitz, así como al segundo trabajador jordano que intentó detenerlo.

Al parecer, durante el ataque, le gritó al otro jordano: «Somos musulmanes y ellos son judíos».

Su abogado, Khaled Mahajna, insistió el viernes en que el asalto de Halef fue de naturaleza criminal en lugar de un ataque terrorista.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More