Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Jason Greenblatt merece nuestro agradecimiento

Por: Joseph Frager

Fue un shock escuchar que el Representante Especial para las Negociaciones Internacionales del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, Jason Greenblatt, estaba renunciando a su puesto.

Llega en un momento crítico. Las elecciones israelíes se avecinan, el Secretario de Estado Pompeo está a punto de anunciar un Plan de Paz para Oriente Medio y las conversaciones sobre otra invasión de Gaza son constantes.

Nadie trabajó más duro que Jason Greenblatt para intentar cumplir una “misión imposible”. Sólo por esto merece un gran reconocimiento. Lo hizo con gran dignidad y respeto.

Es muy difícil tratar con los vecinos de Israel, que te cierran la puerta en la cara a pesar de tu altruismo e intentos de ayudarlos. Abba Eban estaba en el buen camino cuando dijo: “Los árabes nunca pierden una oportunidad de perder una oportunidad”.

Jason, como judío ortodoxo y descendiente de sobrevivientes del Holocausto, estaba en mejor posición que todos los demás negociadores que lo precedieron, entre ellos Dennis Ross, para llegar a un acuerdo de paz. No fue por falta de intentos. Había hecho muchos tratos con el presidente Trump como su vicepresidente ejecutivo y director jurídico antes de 2016.

Me reuní con Jason Greenblatt varias veces antes de las elecciones. Siempre me impresionó su integridad y honestidad. Siempre fue bueno conmigo. Me dio un pase para el Hilton Extravaganza de Trump Election Night. Fue una noche que siempre recordaré y por la que siempre estaré agradecida. Fue una de las mejores noches de mi vida. Siempre me invitaba a Washington para los eventos. Hizo que todos se sintieran bienvenidos.

Fue, y siempre será, uno de los mejores amigos de la familia Trump, especialmente de Jared e Ivanka.

Desarrolló una gran relación con el Primer Ministro Netanyahu.

Se aseguró de venir con su familia a un evento que tuve en el Hotel King David en Jerusalem con Mike Huckabee en mayo de 2018.

Tuvo un papel importante en el traslado de la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalem la semana siguiente. También fue crucial para todos los aspectos de los logros del presidente Trump con respecto a Israel y al pueblo judío, incluyendo, pero no limitado a, la retirada del peligroso acuerdo con Irán, la declaración de los Altos del Golán como soberanos de Israel, el cierre del Consulado de la OLP en Washington DC, la Ley de la Fuerza de Taylor, el cese de los fondos para el UNRWA contra Israel, la recuperación de los restos de Zachary Baumel después de 30 años en Siria, el indulto de Shalom Rubashkin, y la liberación de Isam Akel, un árabe estadounidense encarcelado y torturado por la Autoridad Palestina en Ramallah, y mucho más. Jason tuvo que ver con todos estos acontecimientos históricos.

El pueblo judío nunca podrá agradecer lo suficiente a Jason por todo lo que ha hecho. Personalmente quiero agradecer a Jason por cambiar la narrativa en el Medio Oriente, por hacer un progreso significativo y por hacer de la Comunidad Ortodoxa una entidad que debe ser reconocida y honrada apropiadamente. Como todos los grandes, Jason va a salir en la cima.

Vía Arutz Sheva
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More