Noticias de Israel en español 24 horas en directo

¿Se aliarán los kurdos de Siria con Irán y Rusia contra Turquía?

Por: Matthew Petti

¿Se aliarán los kurdos de Siria con Irán y Rusia contra Turquía?

El ejército de Turquía ha comenzado a bombardear el norte de Siria, autorizado por el anuncio público de Donald Trump de que había dado luz verde a una operación turca en territorio ocupado por fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos, exponiendo esencialmente a un aliado clave en la lucha de Estados Unidos contra el Estado Islámico (ISIS) a nuevos peligros.

Trump anunció que los turcos tenían su bendición el domingo. El martes por la noche, los proyectiles turcos comenzaron a volar a través de la frontera y los terroristas suicidas oportunistas lanzaron un ataque contra las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) en la antigua capital de ISIS, Raqa. Al día siguiente, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan anunció el inicio de la Operación Primavera de Paz. Por la noche, los tanques turcos rodaban por la frontera.

La operación incluirá un ejército de rebeldes islamistas opuestos al gobierno de Bashar al-Assad, según afirma Erdogan.

Los líderes kurdos se están preparando para lo peor. El general Mazloum Kobani, el general de las SDF, anunció en medio de la neblina de sorpresas estratégicas, la falta de comunicación diplomática y el retroceso del público, que una alianza con Assad contra Turquía está “sobre la mesa”. Las SDF están “listas” para hablar con Assad, dijo el diplomático Sinam Mohamad, afiliado a las SDF, al National Interest. Pero los dos principales patrocinadores de Assad -Rusia e Irán- están remolcando una línea cuidadosa.

El Centro de Información Rojava, una organización de medios de comunicación con sede en el noreste de Siria, confirmó al National Interest que las fuerzas pro-Assad se están concentrando cerca de Manbij y Deir ez-Zour, pero no está claro si ayudarán u obstaculizarán la campaña turca. David Ignatius, un columnista del Washington Post, afirmó que Assad estaba movilizando sus fuerzas para una invasión propia.

El miércoles, Irán señaló lo contrario. Según Associated Press, las fuerzas iraníes estaban llevando a cabo simulacros a lo largo de la frontera de Irán con Turquía por la mañana. Al anochecer, el presidente del Parlamento, Ali Larijani, canceló su viaje previsto a Turquía.

Las declaraciones públicas de los funcionarios sólo hacen que la situación sea más oscura.

“El estado de Turquía está preocupado por su frontera sur. Preocuparse por esto es su derecho”, dijo el presidente iraní Hassan Rouhani durante una reunión televisada del gabinete. “Pero debe elegir el camino correcto”.

No creemos que este camino sea beneficioso, un buen camino para la región, para Siria, para Turquía”, continuó Rouhani. “El principal problema ahora no es el norte de Siria, no está al este del Éufrates. Nuestro primer problema es Idlib. Es un lugar donde se han reunido todos los terroristas. Esperamos que otros países, especialmente Turquía, cooperen y se centren en este problema para que no nos enfrentemos a un nuevo problema”.

Idlib es la última provincia de Siria dominada por los rebeldes islamistas. Turquía tiene varios puestos de observación, que han sido atacados por tropas pro-Assad varias veces durante el verano.

El líder ruso Vladimir Putin llamó el miércoles a Erdogan para advertirle que no debe poner en peligro el proceso de paz. Según una lectura del Kremlin de la llamada, ambos líderes acordaron preservar la integridad territorial de Siria.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso Sergei Lavrov condenó el apoyo de Estados Unidos a las SDF, pero también dejó la puerta abierta para el papel kurdo en la política siria.

“Los estadounidenses han establecido allí estructuras cuasi gubernamentales, manteniéndolas funcionales y promoviendo activamente la cuestión kurda de manera que provoque disidencia entre las tribus árabes que tradicionalmente habitan estos territorios”, dijo, según los medios de comunicación estatales rusos. “Nuestra postura parte inequívocamente de la necesidad de resolver todos los problemas de esa parte de Siria a través del diálogo entre el gobierno central de Damasco y los representantes de las comunidades kurdas que tradicionalmente han vivido en esos territorios”.

Según Fawri Hariri, un funcionario kurdo iraquí que se reunió con Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores ruso prometió ayudar a mediar entre Damasco y los kurdos.

Creo que intentarán llegar a un acuerdo con todos los involucrados. Ese ha sido ciertamente el patrón hasta la fecha con Rusia en Siria, haciendo tratos con todo el mundo”, dijo Anna Borshchevskaya, investigadora principal del Instituto de Política de Oriente Próximo de Washington.

“La posición establecida de Irán ha sido la de alentar a los kurdos a llegar a una especie de compromiso con Assad para impedir cualquier tipo de invasión turca en esa parte de Siria”, dijo Hamidreza Azizi, profesor adjunto de estudios regionales en la Universidad Shahid Beheshti de Teherán. “La parte iraní ha hecho verdaderos esfuerzos para empujar a las dos partes hacia el compromiso”.

Pero las SDF no son sólo “los kurdos”, y ha crecido hasta incluir muchas fuerzas anti-Assad bajo la protección de Estados Unidos.

En un informe reciente publicado por el Wilson Center, Amy Austin Holmes estimó que entre el 50 y el 70 por ciento de los combatientes de las SDF son árabes. Alrededor del 60 por ciento de los combatientes que entrevistó le dijeron que una solución política es imposible mientras Assad esté en el poder.

A última hora del martes, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Javad Zarif, condenó cualquier acción militar turca, pero también sacó a relucir el Acuerdo de Adana de 1999. En el pacto, Siria había acordado cortar su apoyo a la guerrilla kurda en Turquía y expulsar al líder nacionalista kurdo Abdullah Öcalan.

Azizi explicó los comentarios como un “cambio en la posición de Irán de tratar de alcanzar el compromiso entre los kurdos y Damasco a tratar de alcanzar un compromiso entre Turquía y Damasco”.

Creo que [Rusia] no estaría contenta con una gran ofensiva, pero al mismo tiempo, si hubiera una incursión más pequeña, no se opondrían tanto a ella como dicen públicamente”, dijo Borshchevskaya.

“Para gente como el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní, y los que están realmente presentes en Siria, preferirían tratar con una presencia turca que con una presencia estadounidense”, dijo Dina Esfandiary, becaria del Programa de Seguridad Internacional del

Centro Belfer de la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard. “Algunos miembros de la administración Rouhani prefieren que los estadounidenses estén allí, porque al menos son una presencia con la que se puede contar, y se supone que están ayudando a los kurdos a mantener la paz, etc., mientras que los turcos no podrán hacerlo”.

Las SDF han luchado para mantener bajo custodia a al-Hawl, un campo de prisioneros que alberga a decenas de miles de antiguos miembros de ISIS. Hace varias semanas, el Presidente Ejecutivo del Consejo Democrático Sirio, Ilham Ahmed, dijo al National Interest que la prisión ha sido objeto de varios intentos de fuga. El lunes, el general Mazloum Kobani de las SD advirtió a NBC News que la vigilancia de al-Hawl es ahora una “segunda prioridad”.

Poco después de que Turquía comenzara sus operaciones, los medios de comunicación kurdos informaron de que varias mujeres de ISIS habían escapado tras los disturbios en al-Hawl. El Centro de Información de la Rojava dijo al National Interest que las fuerzas turcas han bombardeado otras prisiones en las que hay miembros de ISIS.

Cuando se le preguntó sobre la situación actual, la coalición anti-ISIS liderada por Estados Unidos refirió el National Interest al Pentágono, que todavía no ha hecho ningún comentario.

Erdogan insinuó que tiene la intención de quedarse en Siria a largo plazo. En la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 24 de septiembre, propuso extender una “zona de seguridad” desde la frontera turca hasta Raqa y Deir ez-Zour, casi un tercio del territorio de Siria, para reasentar a tres millones de refugiados sirios.

Los aviones de guerra turcos han bombardeado Ayn Issa, la capital de las SDF, según la oficina del portavoz de las SDF. El Centro de Información Rojava y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos lo han confirmado.

En enero de 2018, Erdogan había intentado este plan a menor escala. Las tropas turcas atacaron a las SDF en el enclave de Afrin, instalando en su lugar un gobierno rebelde islamista. Los rebeldes apoyados por Turquía confiscaron propiedades a la población local y aprovecharon la oportunidad para reasentar a miles de refugiados de otras partes de Siria.

“A los iraníes les preocupa que la invasión turca y el reasentamiento de los refugiados sirios, y de los miembros de los grupos armados afiliados a Turquía, en las zonas kurdas cambie la estructura demográfica de esas partes de Siria en detrimento del gobierno de Assad y de Damasco”, dijo Azizi.

Unas horas antes del anuncio de Trump el domingo por la noche, el ministro de Asuntos Exteriores iraní Javad Zarif se dirigió al parlamento iraní sobre el papel de Turquía en Siria. Un miembro del parlamento de Mahabad, una provincia predominantemente kurda, preguntó al ministro de Asuntos Exteriores sobre Afrin.

Expresé mi oposición en Turquía, y el presidente [Rouhani] también se opuso a este asunto. Creemos que los derechos del pueblo kurdo en Siria deben ser protegidos. Creemos en el respeto de los derechos de todos los pueblos de la región y de las fronteras internacionales”, respondió Zarif. “Por supuesto, la seguridad de Turquía también debe ser protegida, pero la seguridad no está protegida por medio de una expedición militar”.

Vía National Interest

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More