Noticias de Israel en español 24 horas en directo

EE. UU. hace contacto secreto con Diosdado Cabello, número dos del chavismo

AP

Estados Unidos ha iniciado comunicaciones secretas con el líder socialista Diosdado Cabello, mientras que funcionarios cercanos al régimen de Nicolás Maduro piden garantías de que no sufrirán represalias si ceden a las crecientes demandas de que deje el poder en Venezuela, dijo un alto funcionario del gobierno de Estados Unidos a The Associated Press.

Cabello, considerado el hombre más poderoso de Venezuela después de Maduro, se reunió el mes pasado en Caracas con una persona que está en estrecho contacto con el gobierno del presidente Donald Trump, dijo el funcionario. Se está organizando una segunda reunión, pero aún no se ha celebrado.

Associated Press no está revelando el nombre del intermediario ni los detalles de la reunión con Cabello por temor a que la persona pueda sufrir represalias. El funcionario estadounidense habló con la condición de anonimato porque no se le permite testificar sobre los contactos, que todavía son preliminares. No se sabe si Maduro aprobó o no estos contactos.

Diosdado Cabello ejerce mucho poder en Venezuela, y su influencia en el gobierno y las fuerzas de seguridad ha aumentado a medida que el poder de Maduro se ha debilitado. Pero los funcionarios estadounidenses también han acusado a Cabello de estar detrás de enormes actos de corrupción, narcotráfico e incluso amenazas de muerte contra un senador estadounidense en ejercicio.

El funcionario estadounidense dijo que bajo ninguna circunstancia Washington está tratando de promover a Cabello o de facilitarle la sustitución de Maduro. En cambio, el propósito del contacto es aumentar la presión sobre el régimen, contribuyendo a la lucha que Estados Unidos cree que está teniendo lugar entre bastidores entre círculos rivales de poder dentro del partido gobernante.

Se están haciendo contactos similares con otros altos funcionarios venezolanos, dijo el funcionario estadounidense, y la Casa Blanca simplemente está escuchando lo que se necesita para traicionar a Maduro y apoyar un plan de transición.

Cabello no respondió a una solicitud de observaciones.

Sin embargo, un asesor de Cabello dijo que Estados Unidos ha hecho intentos crecientes y desesperados de contactarlo. El consejero rechazó la idea de que el líder socialista estaba traicionando a Maduro de alguna manera, y dijo que Cabello sólo se reuniría con los estadounidenses con el permiso del presidente y si eso ayuda a Washington a cancelar las sanciones que él culpa por doblegar la economía petrolera de Venezuela. El asesor habló bajo la condición del anonimato porque no está autorizado a hacer declaraciones públicas sobre cuestiones políticas.

Una persona consciente de la reunión de julio dijo que Cabello parecía tener un amplio conocimiento y llegó bien preparado para la reunión con el enviado respaldado por Estados Unidos, con un claro entendimiento de los problemas políticos de Venezuela. La persona también habló bajo la condición del anonimato porque no se le permite testificar sobre el asunto.

A medida que la crisis venezolana se prolonga, surge un patrón predecible en el que Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y docenas de otros países reconocen como el presidente legítimo de Venezuela, no consiguió el apoyo de las fuerzas armadas y, por lo tanto, subió al poder. Al mismo tiempo, Maduro no tiene la fuerza para arrestar a su rival ni para rescatar la devastada economía en medio de sanciones estadounidenses cada vez más intensas. Este mes, Washington ha aplicado una nueva ronda de sanciones que incauta todos los activos del gobierno de Maduro en Estados Unidos y amenaza con penalizar a las empresas de terceros países que continúen haciendo negocios con él.

Las negociaciones entre la oposición y el gobierno, patrocinadas por Noruega, avanzaron lentamente y fueron suspendidas este mes por Maduro, quien acusó a Guaidó de celebrar el “brutal bloqueo” de Estados Unidos. Ni Cabello, ni las fuerzas armadas venezolanas, ni la Casa Blanca participan en estas negociaciones.

Para salir del punto muerto, algunos conspiradores quieren que Estados Unidos elabore un plan para proteger a los miembros del gobierno que le han dado la espalda a Maduro. Washington reiteró que ofrecería alivio de las sanciones a los altos funcionarios del gobierno socialista si tomaban “medidas concretas y significativas” para acabar con el régimen de Maduro. El pasado mes de mayo, el gobierno levantó rápidamente las sanciones contra el ex espía jefe de Maduro, el general Manuel Cristóbal Figuera, tras desertar durante una fallida revuelta militar.

Como jefe de la Asamblea Nacional Constituyente, Cabello tiene la autoridad para destituir a Maduro, una posición que podría ser útil en cualquier transición negociada. Pero hasta ahora ha dirigido la institución, que Estados Unidos considera ilegítima, como una herramienta para frenar automáticamente las iniciativas del Congreso de mayoría opositora, y sin mostrar signos de posible deserción.

No está claro quién inició los contactos con Cabello. Pero un funcionario estadounidense señaló que el líder socialista habla a espaldas del asediado Maduro a pesar de sus casi diarias muestras de lealtad y sus frecuentes arengas contra Trump.

Fuente El Comercio

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More