Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Estados Unidos está probando nuevas estrategias para sacar a Maduro del poder

Por: Sabrina Martin en Panam Post | Traducción de Noticias de Israel

El gobierno de Estados Unidos está movilizando de nuevo diferentes enfoques sobre Venezuela y desarrollando nuevas estrategias para presionar al régimen de Nicolás Maduro. Ha creado una amenaza de bloqueo naval y, al mismo tiempo, ha iniciado contactos con la DEA.

En el contexto de un diálogo paralizado entre la dictadura y la oposición venezolana, el gobierno de Estados Unidos también está empezando a movilizarse en torno a la amenaza creíble de la fuerza y la disuasión. Ya no se trata sólo de una intervención militar en Venezuela, sino también de otros mecanismos de presión para derrocar a Nicolás Maduro.

El lunes 19 de agosto, el gobierno de Donald Trump anunció su intención de imponer un bloqueo naval en las costas sudamericanas para que los bienes que benefician a la dictadura no entren ni salgan de Venezuela. A la luz de esta decisión, el jefe del Comando Sur, el almirante Craig Faller, dejó claro que “Estados Unidos está dispuesto a hacer lo que sea necesario” en relación con Venezuela.

“No voy a describir en detalle lo que estamos planeando y haciendo, pero estamos listos para implementar decisiones políticas y estamos listos para actuar”, dijo Voller.

“La Marina de los EE.UU. es la flota más poderosa del mundo. Si se toma una decisión política para desplegar la Marina, estoy seguro de que podemos hacer lo que sea necesario”, añadió.

Las declaraciones del jefe del Comando Sur muestran que Estados Unidos no ha abandonado la opción militar para Venezuela al considerar otras opciones.

Al mismo tiempo, cuando Trump anunció el embargo marítimo, se filtró información sobre reuniones secretas entre el gobierno de Estados Unidos y el chavista Diosdado Cabello.

Según AP, altos funcionarios de la administración de Donald Trump iniciaron negociaciones con Cabello y otros miembros del círculo de Nicolás Maduro para convencerlos. AP explicó que algunas de las discusiones incluyeron garantías e incentivos para que Cabello y algunos de los líderes chavistas cedieran a las demandas de la comunidad internacional y renunciaran al poder.

El hecho de que la información sobre Cabello se haya filtrado indica una intención de lograr la ruptura del chavismo y causar desconfianza dentro del régimen.

Por otro lado, el gobierno interino del presidente Juan Guaidó también envió una delegación de diálogo en Barbados a Estados Unidos para presentar los temas discutidos a puerta cerrada.

La delegación participará en una reunión con las autoridades de la Casa Blanca para discutir los temas tratados en la mesa de diálogo facilitada por Noruega, incluida la posibilidad de celebrar elecciones presidenciales.

Los recientes acontecimientos en los Estados Unidos incluyen reuniones con la DEA, que ha iniciado negociaciones para coordinar estrategias contra el régimen de Maduro, sabiendo que se trata de un narcoestado.

El embajador venezolano en Estados Unidos, Carlos Vecchio, se reunió con el comisionado especial de Seguridad e Inteligencia, Ivan Simonovic, y con representantes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) para coordinar mecanismos de cooperación en la lucha contra el narcotráfico apoyados por el régimen de Maduro.

Carlos Vecchio habló en detalle sobre esta reunión cerrada en Twitter: “Estamos ultimando estrategias y mecanismos de cooperación con la DEA para combatir el narcotráfico a todos los niveles, especialmente los que el régimen de Maduro protege y apoya junto con los grupos ilegales y el crimen organizado”.

En las últimas semanas, las autoridades estadounidenses han presionado al régimen chavista para que incluya a Tareck El Aissami en la lista estadounidense de las personas más buscadas, después de haber estado involucrado en casos de narcotráfico. Además, el 8 de agosto, Venezuela fue incluida en la lista de los 22 países productores o de tránsito de drogas más importantes.

Todo indica que el gobierno de Estados Unidos está analizando varias estrategias para seguir presionando por la salida de Nicolás Maduro y agota todas las opciones que están “sobre la mesa” antes de una posible intervención militar.

Vía Panam Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More