Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Estados Unidos no sancionará al ministro de Relaciones Exteriores de Irán, por ahora

Atta Kenare / AFP

Estados Unidos ha decidido no imponer sanciones al ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, por ahora, dijeron a Reuters el jueves dos fuentes familiarizadas con el asunto.

El secretario de Hacienda Steven Mnuchin dijo el 24 de junio que Zarif sería incluido en una lista negra como parte de las sanciones contra líderes iraníes anunciadas por el presidente Donald Trump.

Zarif luego criticó a Estados Unidos y a sus aliados, diciendo en Twitter que “desprecian la diplomacia y la sed de guerra”.

La inclusión en una lista negra del principal negociador de Irán sería inusual porque podría impedir cualquier esfuerzo de Estados Unidos por utilizar la diplomacia para resolver sus desacuerdos con Teherán sobre el programa nuclear de Irán, las actividades regionales y las pruebas de misiles, destacó Reuters.

Las fuentes no dieron razones específicas para la decisión, que llegó después de dos meses en los que las tensiones entre Estados Unidos e Irán se han disparado debido a los ataques a petroleros en el Golfo que Estados Unidos culpa a Irán, a pesar de sus negaciones, y al derribo por parte de Irán de un dron estadounidense que provocó los preparativos para un ataque aéreo de represalia estadounidense que fue cancelado minutos antes de que se debiera haber producido.

Las cabezas frías prevalecieron. … lo vimos como no necesariamente útil”, dijo una fuente familiarizada con el asunto que habló con la condición de anonimato, diciendo que el Secretario de Estado Mike Pompeo se había opuesto a la designación de Zarif “por el momento”.

En señal de lo cerca que estuvo Washington de tomar medidas, el Tesoro estadounidense circuló internamente un proyecto de comunicado de prensa en el que se anunciaban sanciones contra el ministro de Asuntos Exteriores iraní.

Se espera que Zarif asista a una reunión ministerial en las Naciones Unidas la próxima semana sobre los objetivos de desarrollo sostenible, cuyo objetivo es abordar cuestiones como los conflictos, el hambre, la igualdad de género y el cambio climático para 2030.

Para ello, los Estados Unidos tendrían que concederle una visa, otra señal de que Washington está postergando las sanciones por ahora.

Cuando se le preguntó por qué no se había sancionado aún a Zarif, un portavoz del Tesoro se refirió el martes a un comentario de un alto funcionario de la administración Trump que dijo a los periodistas: “Obviamente, estamos explorando nuestras diversas vías para imponer sanciones adicionales contra Teherán. Obviamente, el Ministro de Relaciones Exteriores Zarif es una figura de interés clave y los pondremos al día…. a medida que tengamos más información”.

El Departamento de Estado no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la decisión.

El portavoz del departamento, Morgan Ortagus, dijo el jueves que Washington quiere una resolución diplomática y repitió el comentario de Trump de que está dispuesto a reunirse con Irán “sin condiciones previas”.

Buscamos una solución diplomática”, dijo a los periodistas. “Hemos pedido a nuestros aliados que pidan a Irán que reduzca la situación, no que acose a los aliados o intereses estadounidenses, ni que aterrorice a la región”.

Irán, enojado por la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015, anunció a principios de esta semana que expandiría su enriquecimiento de uranio al 5%, por encima del límite permitido en el acuerdo.

Trump dijo el domingo en respuesta al enriquecimiento de uranio de la República Islámica: “Irán, ten cuidado, porque tú enriqueces por una razón, y no te diré cuál es esa razón, pero no es buena. Más vale que tengan cuidado”.

Pompeo, por su parte, advirtió a Irán que estaría sujeto a nuevas sanciones por su incumplimiento de los términos del acuerdo nuclear.

Mnuchin no dijo a finales de junio qué sanciones se aplicarían a Zarif. El 4 de julio, el New York Times citó a Zarif diciendo en un correo electrónico que no tenía propiedades ni cuentas bancarias fuera de Irán. “Así que no tengo ningún problema personal con las posibles sanciones”, dijo.

Los ex funcionarios, que hablaron bajo la condición de anonimato, dijeron que la decisión de no sancionar a Zarif podría ser un indicio de que Washington quiere preservar la opción de la diplomacia, aunque parezca poco probable por ahora.

Vía Arutz Sheva

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More