Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Nave espacial israelí toma el último selfie en su camino para hacer historia en la Luna

AFP PHOTO / HO / Israeli Aerospace Industries

La nave espacial israelí Bereshit ha tomado la última selfie en su viaje a la luna.

Los organizadores de la misión financiada con fondos privados publicaron la foto el martes, 1 ½ semanas después de su lanzamiento. Muestra la nave espacial que orbita a unas 23,300 millas (37,600 kilómetros) de distancia, con la Tierra entera como el impresionante telón de fondo de estilo Apolo. Australia se destaca fácilmente. Una placa dice: “País pequeño, grandes sueños” y “El pueblo de Israel vive”, en hebreo: Am Israel Jai.

La nave espacial Bereshit apunta a un aterrizaje lunar el 11 de abril. Fue lanzada desde Cabo Cañaveral, Florida, el 21 de febrero y ha estado dando vueltas a la Tierra en bucles cada vez más grandes.

El sitio de aterrizaje de Bereshit estará en el hemisferio norte de la luna en lo que se conoce como el Mar de la Tranquilidad, la misma área general que el sitio de aterrizaje del Apolo 11. Es donde Neil Armstrong y Buzz Aldrin dieron su primer paseo por la luna, colocando una bandera estadounidense y sus huellas en la superficie de la luna.

Alrdin deseó que la misión estuviera bien en Twitter y escribió: “Lo mejor para @TeamSpaceIL, ya que esta noche comienza su viaje en un @SpaceX #Falcon9 desde Florida hasta mi antiguo terruño… la Luna #israeltothemoon”.

A pesar de algunos problemas iniciales, Bereshit debería estar lo suficientemente cerca para entrar en la órbita lunar a principios de abril. Un aterrizaje convertiría a Israel en el cuarto país en lograr un aterrizaje lunar.

Alrededor de la medianoche entre el lunes y el martes, se programó que Bereshit realizaría otra maniobra para aumentar el radio de su órbita alrededor de la Tierra. Se suponía que la maniobra se realizaría automáticamente mientras la nave espacial se encontraba en una región del cielo donde no tendría contacto con sus controladores en tierra.

Pero mientras los preparativos para la maniobra estaban en marcha, la computadora de la nave realizó un reinicio no planificado por su cuenta. El reinicio canceló la maniobra, y continuó en su órbita original. Los ingenieros responsables de las operaciones de Bereshit están analizando los datos y tratando de comprender qué causó el reinicio y cuáles podrían ser sus implicaciones.

Vía Haaretz

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More